En la primera reunión del Rey con Mariano Rajoy ya eran visibles los cambios que el nuevo soberano ha introducido en el que es a partir de ahora su lugar de trabajo. Tras el sillón, ha sustituido el retrato del duque de Parma que tenía su padre por otro del rey Carlos III, que es uno de sus referentes, de Mengs. También ha colocado su portátil sobre una mesa auxiliar en la que también reposa una reproducción de la Copa del Mundial de Fútbol de Sudáfrica.

felipe-desp-cuadro

Felipe VI ha colocado en una de las paredes un cuadro de Mengs de Carlos III, una de sus antepasados por los que siente gran admiración.

Sobre la mesa, Felipe ha colocados dos fotos: una de de él con sus hijas y otra con la reina Letizia y la princesa Leonor. En los estantes también hay algunas fotos personales del rey muy joven con sus padres y con Letizia. Aún quedan cambios hasta que el despacho tenga el toque personal deseado por Felipe VI.

 juan-carlos-despacho

Una de las últimas fotos de Juan Carlos I en su despacho, Sobre la mesa puede verse el frutero que supuestamente le regaló Corinna y que ya no aparece en la de su hijo Felipe.

Tras la abdicación, el rey Juan Carlos fue retirando poco a poco sus fotos y objetos personales. Uno de los más comentados últimamente se encontraba sobre la mesa. Se trata de un frutero de roca con esmalte que lleva incrustado un trébol de cuatro hojas de jade, que en la simbología china se utiliza como amuleto para atraer la buena suerte. El objeto formana parte de la colección «Objetos únicos» que la princesa Ira de Furstenberg vendió en 2011 y que, al parecer, fue adquirido por la princesa Corinna, quien se lo habría regalado al rey Juan Carlos.