portada
Felipe VI grabó el mensaje institucional el pasado martes. Hoy todas las miradas estarán puestas en él.

Uno de los momentos televisivos más esperados del año es el discurso del rey, que este año tendrá como escenario, por primera vez desde 1975, el Palacio Real de Madrid, y no el Palacio de la Zarzuela. Felipe VI lo grabó durante varias horas este martes y en él se dirigirá a toda España en un momento en el que estamos pendientes del próximo Gobierno, después de las elecciones del 20 de diciembre, y a unos días del inicio del juicio del Caso Nóos, en el que está imputada su hermana Cristina. Una cuestión esta, espinosa, que ha desgastado a la institución en los últimos años y por lo que Felipe y Letizia han hecho un gran esfuerzo para revitalizarla.

Se dice que se pretende fortalecer el mensaje desde este magno lugar y todas las miradas estarán pendientes de hasta el mínimo gesto del rey Felipe VI. Por supuesto, también el contenido, porque siempre tiene numerosas implicaciones que da lugar a múltiples reacciones al día siguiente.