Victoria de Suecia, una princesa deportiva y todoterreno

La princesa Heredera, de 41 años, participó la tradicional excursión que encabeza desde hace 19 años. Caminó y montó en bicicleta, como toda una campeona.

La Heredera sueca es una mujer muy activa y la primera en dar ejemplo sobre cómo el deporte son las mejores opciones para llevar una vida saludable. Así, como cada año, la joven participó en la tradicional Excursión de la Princesa Victoria, que cumplía ya su 19 edición, y tuvo lugar en la provincia de Halland, situada en la costa oeste del país.

9Deportiva y natural

Victoria comenzó su andadura en Jansabryggan, donde se reunió con un grupo de estudiantes. Después continuó ruta hacia el llamado Camino del Príncipe Bertil, con el punto final en la tienda de helados de Riccardo. La princesa estaba perfectamente preparada para la acción, con ropa deportiva y playeras.

Victoria de Suecia, una princesa frozen en la nieve con sus hijos.

La princesa Victoria, una corredora de fondo. 

8Sobre ruedas

Dispuesta a promover la actividad física y el respeto a la naturaleza y el medioambiente, Victoria no dudó en subirse a una bicicleta de montaña para hacer el recorrido sobre dos ruedas. La joven también recibió información sobre la fauna marina en esa parte de la costa.

7Recuperada de sus trastornos alimenticios

A sus 41 años, y madre de dos hijos, Victoria de Suecia ha sabido reconducir sus hábitos alimenticios tras unos años de juventud complicados, en los que reconoció haber sufrido un trastorno de anorexia. Afortunadamente, hace mucho tiempo que se recuperó y con su ejemplo trata de concienciar a los más jóvenes.

6Un helado italiano de premio

5Con una foto de familia

4Una princesa cercana

Durante la caminata muchas personas se la acercaron para compartir un saludo o unas breves palabras. Tampoco faltaron las fotos. En esta vemos a Victoria con dos niñas, con las que se mostró muy cariñosa.

3Ante un monolito de piedra con las firmas de sus hijos

2Fin de trayecto y ‘victoria’

1La sonrisa de Victoria

Victoria de Suecia ha logrado el equilibrio entre su vida oficial y la familiar. Feliz junto a su marido, Daniel Westling, y sus dos hijos, Eleonora y Oscar, de siete y tres años, la primogénita de los reyes Carlos Gustavo y Silvia está asumiendo con toda naturalidad su función dentro de la realeza, pero sin olvidar que es una mujer a pie de tierra.