Marta Luisa de Noruega jura no volver a “comercializar” con su título de princesa

Marta Luisa de Noruega ha jurado que no volverá a utilizar su condición real para ganar dinero, aunque asegure que sea su principal fuente de ingresos. El escándalo que le provocó "muchas discusiones" con su familia han provocado que pida perdón

El descaro con el que Marta Luisa de Noruega hacía uso de su título de princesa ha sido todo un escándalo en su país en numerosas ocasiones. Desde la jefatura del estado le han tenido que dar un toque, motivo por el cual ha reculado y se ha visto obligada a dar la cara, pedir perdón y prometer que no volverá a utilizar sus privilegios reales para sacar provecho comercial de ellos. Y es que su relación con Durek Verret ha trastocado sus esquemas.

Marta Luisa de Noruega se derrite en público con su novio chamán

Desde que Marta Luisa de Noruega anunciase su noviazgo con Durek Verret, su perfil mediático ha subido como la espuma a golpe de polémica y controversia. Nada más dar a conocer su relación, inició una gira por Escandinavia a la que llamó “la princesa y el chamán”, algo que provocó la ira de su pueblo y también en los medios de comunicación, que entendían que se estaba tratando de sacar un provecho económico a su condición como princesa. De hecho, el diario ‘Fædrelandsvennen’ llegó a exigir su renuncia al título, al entender que se estaba haciendo un mal uso de él.

Marta Luisa de Noruega, hundida tras una inesperada muerte

Marta Luisa de noruega ha reconocido en su perfil personal de Instagram que “ha sido un error” usar el título de princesa para su gira y que sabía que para muchos esto era entendido como “una provocación”. Tampoco niega que este hecho le haya traído “muchas discusiones” con su familia, motivo por el cual ha llegado a la toma de una decisión que entiende justa.

Escándalo en Noruega: habla el ex del novio chamán de Marta Luisa

“Hemos decidido de mutuo acuerdo, que solo usaré el título cuando represente a la Casa Real en compromisos oficiales y en contextos privados. A partir de ahora no usaré el título en contextos comerciales”, explica la princesa Marta Luisa de Noruega, arrepentida por el escándalo que ha protagonizado con su novio y que su familia ha aprovechado para abroncarla. Ahora, podrá tener “mayor libertad” en sus acciones profesionales, dado que las hará a título personal y no como miembro de la familia real o como princesa.