¡null!

Charlène reaparece más ‘monacal’ que nunca

Charlène de Mónaco cumplió 41 años el pasado 25 de enero, aniversario que celebró en privado. De cara al público reapareció junto a su marido, el príncipe Alberto, para presidir la festividad de Santa Devota, patrona del Principado. En la misa para conmemorarla la Princesa nos dejó atónitos con su atuendo.

10En la misa de Santa Devota

Tras acudir la noche anterior a la tradicional quema de la barca de Santa Devota, los Príncipes asistieron el domingo por la mañana, festividad de la patrona, a la misa en la catedral de Mónaco.

Leer más: Alberto y Charlène, en Santa Devota: ¡Arde Mónaco!

9La sobriedad de estilo de la Princesa

Charlène aparecía con un llamativo look, muy impactante en su absoluta sobriedad. Llevaba un abrigo largo, con una larga abertura frontal, y  jersey y pantalones negros por debajo.

8Todo al negro

El cuello subido del abrigo, de líneas rectas y minimal, remitía a la idea de una sotana de párroco, lo cual venía acentuado por la cita religiosa en la que se encontraba. Una inspiración monacal para una Princesa que con los años no ha hecho sino ganar en estilo y sofisticación.

7Sus labios y uñas iban conjuntados en intenso rojo

6Charlène se puso unas botas mosqueteras de Dior

Charlène escogió unas botas mosqueteras elásticas, con puntera con tachuelas, de Dior. Su precio: 1.490 euros.

5Saludos desde el balcón de palacio

Tras la ceremonia religiosa los Príncipes, acompañados de su hijo, Jacques, salieron a saludar desde uno de los balcones del palacio de los Grimaldi. Una imagen habitual en todas las citas importantes de Mónaco, en la que, en esta ocasión, faltaba la pequeña Gabriella. La niña tampoco pudo asistir a la quema de la barca la noche anterior.

4Charlène, con su hijo en brazos

3Jacques, sin su hermanita

Seguramente Jacques echó mucho de menos a su melliza, de quien no se separa. Los hermanos, de cuatro años, no compartieron este importante evento por motivos que se desconocen. Eso sí, el niño y heredero al trono del Principado ya va aprendiendo sus lecciones de protocolo y saludó a la multitud como todo un profesional.

2Charlène, muy maternal

1Reciente viaje a Nueva York

Charlène no suele ser demasiado expresiva en sus comparecencias públicas, pero en esta ocasión no pudo evitar mostrarse con la madre dulce y cariñosa que es. Con su hijo en brazos, el niño se abrazó a ella, deseoso de mimos, que fueron correspondidos. La Princesa acaba de viajar con sus mellizos a Nueva York, escapada de la que ha dejado bonitos recuerdos grabados y subidos a sus redes sociales.