Carlota Casiraghi y Damitri Rassam siguen de fiesta en Mónaco

La pareja ha celebrado su boda este pasado sábado 1 de junio y el domingo preparon un brunch para todos sus invitados para poner fin a las celebraciones.

Carlota Casiraghi y Damitri Rassam han vivido uno de los fines de semana más especiales de su vida al darse el ‘sí, quiero’ ante sus familiares y amigos en Mónaco. Después de celebrar su boda civil el pasado sábado 1 de junio, la pareja ofreció un almuerzo en los jardines del palacio de Grimaldi, donde estuvieron acompañados de todos sus seres queridos.

7La boda civil se celebró el sábado 1 de junio

La cosa no acabó ahí. Y es que durante la noche, Carlota y Dimitri organizaron una fiesta en el palacete Lavigie, un edificio neopalatino de finales del siglo XIX, situado en un acantilado con vistas al golfo de Mónaco, y que perteneció a Karl Lagerfeld. A diferencia de muchos famosos de nuestro país, la pareja no prohibió el uso de móviles, lo que nos ha permitido ver numerosos vídeos de lo mucho que disfrutaron esta celebración los invitados.

6La fiesta tuvo lugar por la noche en el palacete Lavigie

5Se celebró hasta altas horas de la madrugada

Pero las celebraciones por la boda no acabaron ahí. Y es que el domingo había preparado un brunch en el Yatch Club de Mónaco. Para la ocasión, Carlota llevó un dos piezas muy sencillo, compuesto por una falda con vuelo y un cuerpo con escote asimétrico, y unas sandalias planas. Para el pelo, Carlota lució el pelo al natural.

4Tras un largo sábado, la pareja tenía preparado un brunch en el Yatch Club de Mónaco

Pierre Casiraghi no faltó a esta gran fiesta postboda. De hecho, se lo pasó en grande y no dudó en hacer algunas bromas para amenizar el brunch a los invitados. Se puso varios sombreros mientras disfrutaba de una cerveza. Uno de los invitados le hizo una foto y este fue el resultado.

3Pierre se lo pasó en grande en la última celebración de la boda

2

1Camille compartió un vídeo en su Instagram de las vistas