La salud del Gran Duque Juan de Luxemburgo mantiene en vilo a su familia

El Gran Duque Juan de Luxemburgo sigue ingresado y ya van dos semanas. Una infección pulmonar ha debilitado su salud y se teme ya por su vida. Desde su gabinete de prensa anuncian que su familia ya está a su lado preparándose para lo peor

La salud del Gran Duque Juan de Luxemburgo está preocupando mucho a su familia y es que su estado ha empeorado de forma drástica en las últimas horas. Hace dos semanas que tuvo que ser ingresado de urgencia a consecuencia de una infección pulmonar que preocupó mucho no solo a su familia o a las altas instituciones del estado, sino también a su pueblo, que ve con agonía cómo su salud se va debilitando con el paso de los días.

La vida del Gran Duque de Luxemburgo y su mujer, en imágenes

El último parte médico del Gran Duque Juan de Luxemburgo parecía arrojar esperanza en lo que a su recuperación se refiere, pero lo cierto es que se ha vuelto a encontrar una piedra en su camino. Así lo han dado a conocer desde el gabinete de comunicación del Tribunal Gran Ducal de Luxemburgo, que no se posicionan positivos ante esta recaída.

“Su Alteza el Gran Duque Juan de Luxemburgo se ha deteriorado significativamente desde ayer por la tarde. Toda la familia Gran Ducal está reunida junto a la cama del Gran Duque Juan de Luxemburgo”, reza el comunicado que un portavoz de la casa ha realizado y que ha añadido más dosis de preocupación por su estado.

Él es el padre de Enrique de Luxemburgo, actual jefe de Estado de Luxemburgo. El Gran Duque Juan de Luxemburgo ocupó su trono desde 1964 hasta que en el año 2000 cediese el poder a su hijo. El pasado 13 de abril, su salud sufrió un bache al ser diagnosticado con una infección pulmonar. Problemas que se le suman a las incidencias en su circulación que le mantuvieron ingresado en el año 2009 y un año antes a una operación tras una fractura de cadera.

La salud del Gran Duque Juan de Luxemburgo preocupa mucho a su familia ahora que tiene 98 años y poco a poco va perdiendo la batalla contra la infección pulmonar que le mantiene ingresado en un hospital desde hace ya dos semanas.