Preocupación por el estado de salud de Máxima de Holanda

La mujer de Guillermo de Holanda ha tenido que pasar por el quirófano, según han confirmado fuentes oficiales.

Un escueto comunicado ha hecho saltar todas las alarmas. La Casa Real de Holanda ha confirmado que la Reina Máxima ha tenido que suspender algunos de los compromisos previstos en su agenda oficial por problemas de salud. La soberana ha sido sometida ha una operación quirúrgica de la que no han trascendido los detalles. «Necesita descansar y recuperarse”, han señalado en la nota.

Leer más: Máxima y Rania, cara a cara: misma edad, diferente expresión…

Han apuntado que se trata de una «operación menor» debida a la cual no ha podido acompañar al Rey Guillermo durante la iniciativa NLdoet, organizada por la Fundación Orange, un compromiso en el que el soberano colaboró en la creación de un jardín para niños. Asimismo han dicho que se trata de un «pequeño procedimiento médico planificado». 

Ante la ausencia de la monarca, su marido ha señalado que no existía motivo de preocupación. «Descansará el fin de semana, pero se está recuperando bien», ha dicho. Ha corroborado que sabía que siempre era mejor cuando estaba ella presente, pero que en estos momentos las recomendaciones médicas le indicaban descansar.

Su última compromiso lo tuvo la semana pasada durante una reunión de trabajo en Bremen junto al rey de Holanda en la que visitó el ayuntamiento y la sede de Airbus. Se espera que en unos días Máxima vuelva a retomar su agenda y regrese al trabajo. Posiblemente en el plazo de una semana.  

No es la primera ocasión en la que la Reina tiene problemas de salud. Sin ir más lejos hace unos meses se ausentaba de un viaje a Tanzania por prescripción médica debido a una infección intestinal.