¡null!

El Rey Juan Carlos rompe su silencio sobre el oscuro capítulo de la muerte de su hermano

El Rey Juan Carlos ha roto su silencio sobre una cuestión que antes callaba por el dolor que le provocaba: la muerte de su hermano Alfonsito por un disparo

Uno de los capítulos más oscuros de la Familia Real española viene de lejos, de cuando el Rey Juan Carlos era tan solo un niño y, fruto de un trágico accidente, acabó con la vida de su hermano menor. Un disparo siempre le atormentará y es que sobre él siempre planeó la duda, incluso su propio padre le preguntó aquel fatídico día si lo había hecho adrede o se trataba de un infortunio que cercenó a los Borbón.

Leer más: El Rey Juan Carlos, sin apoyos en el funeral de su gran amigo

9El Rey Juan Carlos rompe su silencio

Sobre esta cuestión ha hablado al fin el propio Rey Juan Carlos, que durante décadas ha preferido dejar este oscuro capítulo de su vida enterrado. Ahora bien, este episodio siempre ha despertado un gran interés en el público, por lo que no es de extrañar que sea preguntado por esta cuestión en una de sus declaraciones más sinceras y cercanas, realizadas a un documental que durante años ha sido vetado en España, pero que por fin ha visto la luz.

8El polémico documental vetado en España

‘Yo, Juan Carlos, rey de España’, es el título del documental más controvertido sobre la figura del Emérito en el que él mismo quiso participar ofreciendo su visión de los hechos. Una entrevista realizada por la periodista francesa Laurence Debray y que causó furor en Francia hace cinco años, cuando se emitió por primera vez. Ahora, ya se puede ver en España y podemos conocer en primera persona cómo vivió el Rey Juan Carlos la muerte de su hermano, el pequeño “Alfonsito”, como así le llamaba cariñosamente.

7Así habla el Rey de su hermano, “Alfonsito”

Éramos muy cómplices. Lo quería mucho. Era muy simpático y despierto. Jugaba muy bien al golf. Lo sigo echando de menos”, recordaba el Rey Juan Carlos al hermano que le acompañó durante su infancia, pero que murió trágicamente a consecuencia de un disparo que él mismo le propinó fruto de un descuido.

6El trágico día de la muerte de “Alfonsito”

Alfonso de Borbón, el hermano pequeño del Rey Juan Carlos, falleció un Jueves Santo de 1956. Los pequeños estaban jugando en casa, encontraron un arma en el despacho de su padre, el conde de Barcelona, Don Juan. Le pidieron permiso a su madre para jugar con el arma, ella accedió y se arrepentiría toda su vida.

5El Rey Juan Carlos cayó en una depresión

La culpa pudo con él. La familia vivió la muerte del pequeño “Alfonsito” como una de las peores tragedias que ha golpeado a los Borbón. El Rey Juan Carlos tardó muchos años en superarlo e, incluso, cayó en una depresión hasta que logró superar el hecho de haber matado a su hermano, aunque fuese jugando y sin desearlo.

4Una infancia muy complicada en el exilio

La vida del Rey Juan Carlos no fue especialmente fácil en sus primeros años de su vida. Nació en Roma, en el exilio, dado que su abuelo, Alfonso XIII, tuvo que abandonar España tras la proclamación de la Segunda República en 1931. “Nací en Roma y viví en Suiza antes de instalarme en Portugal. No reinaba un sentimiento de nostalgia en casa. Siempre teníamos muchos amigos y primos con los que jugar. Los hermanos nos queríamos mucho y estábamos muy unidos a nuestros padres”, recuerda el Rey Juan Carlos en este documental.

3La otra muerte que marcó su vida

Fue en 1993 cuando el Rey Juan Carlos tuvo que enfrentarse a una pérdida tan grande como la de su hermano. Se trataba de la muerte de su padre, Don Juan, con el que estaba especialmente unido.

2Así recuerda a su padre

Fue un momento realmente duro, era mi aliado más fiel. Le contaba todo. Lo enterré como rey, se lo merecía. Dedicó toda su vida a España, sacrificó su persona por el bien de un país. Esa es la grandeza de ese hombre y tuve la suerte de que fuese mi padre”.

1Franco, el general que confió en él como rey

Francisco Franco vio en el Rey juan Carlos la figura necesaria para el cambio una vez que él faltase. Su relación era estrecha, aunque siempre ha negado que el dictador fuese para él como un mentor o un maestro: “Estaba muy emocionado cuando llegué a la estación. Y totalmente aterrorizado. Tenía 10 años cuando conocí a Franco y estaba bastante impresionado”.