Te mostramos fotografías que demuestran que el Rey Felipe tiene un lado divertídisimo y repasamos algunas de las anécdotas que así lo prueban.


El Rey Felipe cumple este sábado, el 30 de enero, 53 años y lo hace en un año que ha sido cuánto menos difícil, tanto a nivel laboral como personal. El coronavirus como al resto le ha truncado muchos de sus planes, entre ellos, los que hubiera soñado para este día. El monarca, a diferencia de otros aniversarios, no podrá festejarlo junto a sus amigos, ni tampoco se reunirá con muchos familiares. Las medidas en la Comunidad de Madrid son claras: no se podrán reunir en una casa con no convivientes y como máximo podrá haber cuatro personas en una mesa si acude a un restaurante, limitaciones que transformarán este día tan importante para él. Sin embargo, nadie duda de que, pese a todo, el hijo de los Reyes eméritos sacará el lado positivo a su celebración. Don Felipe se ajustará aquello de ‘al mal tiempo, buena cara’ y sacará su lado más bromista y divertido. Y es que, para quien lo dude, hay muchas imágenes que confirman que tras su rostro serio, su prudencia y su gran preparación, se encuentra un hombre espontáneo y bromista que hace carcajear y mucho a su entorno.

Rey Felipe
Gtres

Además de las fotografías que podrás ver a continuación, son muchas las anécdotas que demuestran que el Rey Felipe tiene un sentido del humor envidiable. El biógrafo del Rey, José Apezarena, ha revelado en alguna ocasión un momento que prueba cómo es don Felipe fuera de actos oficiales. «No puedo firmar autógrafos. No soy Miguel Bosé«, le llegó a decir en tono de chanza a un joven que se le acercó en un hotel. En otra ocasión, se encerró en un armario de su colegio, justo en el momento en el que llamó la Reina Sofía para hablar con él o incluso ha seguido bromas con mucho ingenio a dos grandes humoristas como son Los Morancos. No tiene reparo en bromear con políticos, con su familia o con cualquier mortal, desvelando así su lado más desenfadado. De hecho, cabe recordar que el día en el que el actual presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, juró su cargo, el Rey Felipe le respondió: «Ha sido rápido, simple y sin dolor; el dolor viene después».

Rey Felipe
Gtres

Quien no siempre se ha tomado bien estas bromas ha sido la Reina Letizia. Nos remontamos, por ejemplo, al día en el que la selección española de Baloncesto se reunió con ellos en Zarzuela tras su histórico triunfo en China. Después de que el jugador Rudy Fernández le pusiera una medalla de oro al monarca, el Rey la aceptó de muy buenos modos e incluso bromeó con ella hasta tal punto que se la quiso poner a su esposa. En tono alto y con gestos, la Reina Letizia se negó a lucir este complemento, un gesto que entonces dio mucho que hablar. 20A pesar de que siempre se ha destacado el carácter campechano de su padre, así como las innumerables bromas que él ha dicho dentro y fuera de las cámaras, su hijo ha heredado de su progenitor también esta actitud ante la vida. Descubre todas las fotografías que confirman que don Felipe tiene una faceta muy divertida.