La Reina Sofía, de 82 años, está disfrutando de unos días en Grecia. Tras verla de concierto junto a sus dos hermanos, esta vez no se ha resistido a ir a un centro comercial.


La Reina Sofía no para. Una vez levantadas las restricciones internacionales y con la vacuna contra la Covid ya recibida, el primer destino que ha elegido para volar fuera de España ha sido Grecia, su país natal. En lo que va de junio ya lo ha visitado en dos ocasiones; lo hizo a principios de mes y ha regresado esta misma semana. Si hace un par de días la veíamos de concierto en la Acrópolis con sus hermanos y su cuñada, ahora nos la hemos encontrado de compras en un centro comercial de Atenas.

La madre de Felipe VI ha pasado el último año casi recluida en La Zarzuela, salvo por algunas apariciones públicas debido a su trabajo con la Fundación que lleva su nombre, pero ahora que ha roto el hielo parece decidida a salir y dejarse ver todo lo que pueda. Ya sea por trabajo o sea por placer.

Gtres.

A la Reina Sofía le encanta ir de ‘shopping’. Es muy aficionada tanto a los grandes centros como a los mercadillos, donde siempre acaba adquiriendo joyas, bisutería o productos de artesanía, que a menudo van destinados a regalos para los suyos. Esta salida por la capital griega es un buen ejemplo de ello. Vestida con chaqueta verde, pantalones, alpargatas y su bolsito colgado en bandolera, esta vez no pudo resistir recorrer un centro comercial como cualquier otra clienta más. La acompañaban al menos dos personas, un hombre y una mujer.

Gtres.

Más allá de sus raíces familiares y su infancia, otra poderosa razón para ir a Grecia es que allí reside su hermano, el exrey Constantino, y su esposa, Ana María. El motivo de su viaje a principios de junio se debía a que este cumplía 81 años (el pasado 2 de junio), por lo que al fin pudieron celebrarlo juntos. Doña Sofía se desplazó con su hermana, la princesa Irene, que vive con ella en Madrid.

Entonces aprovechó al máximo su estancia: visitó un centro de mamíferos marinos en la isla de Lipsi; también fue a la isla de Leros; posteriormente se reunió con la presidenta y el primer ministro griegos y, además, acudió a la Galería Nacional de Atenas.

Gtres.

Luego la Reina Sofía volvió a España y reapareció participando en una actividad de recogida de basura, dentro de la campaña ‘1m2 contra la basuraleza 2021’ del Proyecto Libera, en el municipio madrileño de Rivas Vaciamadrid.

Lo que nadie esperaba es que regresara tan pronto a Grecia. Esta misma semana se confirmaba al vérsela en un concierto de música clásica a cargo del director Zubin Mehta en el espectacular Odeón de Herodes Ático, en plena Acrópolis. A su lado estaban precisamente sus dos hermanos y su cuñada. Un momento único que suponía el valioso testimonio gráfico del reencuentro público entre ellos, pues de la anterior visita no habían trascendido imágenes.

Tras ser abolida la Monarquía en Grecia, la Reina Sofía no pudo volver a pisar su país natal hasta 1998 (salvo para asistir al funeral de su madre, la reina Federica, en 1981). Desde entonces, ha realizado numerosos viajes, tanto públicos como privados. Es innegable que le tira su tierra, donde siempre es recibida con los brazos abiertos.