¡null!

Letizia, de nuevo el obstáculo de Doña Sofía para posar sola con sus nietas

A principios de abril, el foco de la noticia estaba puesto en Palma, con motivo de la Misa de Pascua, en la que la Reina Letizia y Doña Sofía tuvieron un tenso encontronazo delante no solo de los allí presentes, sino también de los periodistas. Un rifirrafe que trajo cola y que fue analizado al detalle durante semanas y es que se trataba de la prueba a los rumores de que en la Familia Real reina la discordia y que el buen rollito que, en ocasiones, se palpa en actos públicos y oficiales no es tan natural como se atisbaba.

El leitmotiv del escándalo, a modo de resumen, fue que la Reina Sofía trató de posar ante las cámaras en solitario con sus nietas, la princesa Leonor y la infanta Sofía. Un gesto que no gustó nada a la Reina Letizia, que trató de impedir que se produjese esa instantánea, interponiéndose entre ellas y los flashes de las cámaras. Ante la tensión que se mascó en ese momento, la princesa Leonor tuvo un gesto desafortunado con su abuela, tratando de zafarse de su abrazo para desmarcarse de lo que las reinas se traían entre dientes y siempre con la mejor sonrisa. Ahora, cuatro meses después, esa foto sigue sin producirse. Letizia se sale con la suya.

11Esta sería la foto que Doña Sofía quería con sus nietas

10Pero la Reina Letizia estaba en todo momento enfrente

9Este escándalo salió a la luz por el mal gesto de Leonor

8Un posado, la solución al problema

Días más tarde, se apresuró la operación de rodilla del Rey Juan Carlos. Son muchos los que entendieron que este ingreso de última hora del Emérito sería la oportunidad perfecta para que Doña Sofía y la Reina Letizia escenificaran ante las cámaras su ‘reconciliación’. Y así fue.

7La escenificación de la cordialidad suegra-nuera

Llegaron juntas a la clínica Universitaria Sanitas, de La Moraleja. Letizia bajó primero del coche, le abrió la puerta a su suegra muy sonriente y posaron ante los medios. Después, adoptó un papel más secundario y dejó que sus hijas posaran junto a su abuela.

6Palma, regreso al escenario del delito

Cuatro meses después, coincidiendo con las vacaciones de verano de la Familia Real, los miembros aterrizan en Mallorca. Había que dar visibilidad a la buena relación que la Reina Letizia mantiene supuestamente con la madre de su esposo, el Rey Felipe. Algo que finalmente se llevó a cabo este martes, orquestando una impagable salida de compras por el mercado de Palma de Mallorca.

5Un paseo para mirar puestos y dejarse fotografiar

No compraron nada de lo que allí se vende, tan solo un boleto de lotería de un tendero que se les acercó. Aun así, Letizia, Sofía y las niñas, en ausencia del Rey Felipe, pasearon durante un largo rato por las instalaciones, charlando animadamente con los dependientes de la pescadería, la carnicería y todo aquel que se les acercaba a desearles un buen verano en familia.

4Las niñas, a la sombra de su abuela

Muy comentado fue el hecho de que tanto la infanta Sofía como la princesa Leonor buscaban en todo momento la mano de su abuela durante el paseo. Letizia, de nuevo, optaba por adoptar un discreto segundo plano, hasta que la correspondiente foto ya se había realizado, para después ocupar su lugar como madre al lado de sus niñas.

3De la mano también al llegar al concierto

Este miércoles por la noche, la Familia Real (casi) al completo se dispuso a disfrutar de un concierto ofrecido por el violinista armenio de Ara Malikian. La princesa Leonor llegó de la mano de su abuela, mientras que Sofía lo hacía de la mano de la Reina Letizia.

2Letizia, de nuevo en medio de la foto

Eso sí, no hubo posibilidad de fotografiar a la Reina Sofía en solitario con sus nietas y es que Letizia, de nuevo, se cruzó entre los fotógrafos y las protagonistas de la foto cuando los flashes comenzaron a ser disparados.

1Dos reinas remando en la misma dirección

Sea como fuere, la relación entre ambas reinas no es la cuestión más relevante para la institución que representan y así lo entienden ellas, que no tienen problemas en dar el brazo a torcer siempre que sea necesario para proteger la imagen de la Corona.