Durante un paseo por la isla, Letizia y Felipe se paran en un bar, donde la Reina aconseja al Rey a que se apoye en la barra. Un gesto que se ha hecho viral.


Los Reyes don Felipe VI y doña Letizia se han convertido en los protagonistas de la actualidad después de que este pasado martes empezaran con su gira por España que les llevará a visitar las 17 comunidades autónomas desde este pasado martes y durante el mes de julio, para conocer de primera mano la situación que vive cada región tras la pandemia del coronavirus y reactivar con su presencia los sectores económico, social y cultural.

Pues bien, el primer destino que han pisado después de los duros meses de confinamiento por culpa de la crisis del coronavirus ha sido Las Palmas de Gran Canaria. Durante uno de los paseos que han dado, Felipe y Letizia se pararon en el bar Don Jamón para preguntar cómo estaba siendo la vuelta a la nueva normalidad.

«¿Se anima un poco la cosa?», le preguntaba el Rey a una de las trabajadoras del establecimiento. Acto seguido, Felipe se interesaba por el día en el que habían abierto, una pregunta a la que se unía Letizia. La trabajadora pedía a su compañero que le preparara un platito con jamón para que los Reyes lo probaran.

En este momento, Letizia se apoya en la barra y le pide a Felipe que haga lo mismo como señal de que estaban relajados: «Apóyate en la barra», le decía. Sin dudarlo, el Rey escuchó el consejo de su mujer y se apoyó en la barra en la que hicieron una parada para descansar tras el baño de masas.

Pero no ha sido el único momento llamativo que han protagonizado los Reyes durante su visita. Y es que durante la salida de unos de los lugares que han visitado, Felipe y Letizia salían saludando a todos los ciudadanos, que no pararon de aplaudirles por la visita. Pues bien, uno de ellos le pidió al Rey que le firmara un balón del Betis. «No tengo la costumbre de firmar balones», le decía el Rey.

Durante su visita a la isla, los Reyes han estado en la Casa-Museo de Benito Pérez-Galdós, han recorrido el Paseo de Las Canteras y se han reunido con personalidades del Turismo y la Hostelería, sectores esenciales en la economía del lugar. Por la tarde se han trasladado a Tenerife, la segunda parada de su viaje. Sus Majestades han querido comprobar ‘in situ’ cómo se está viviendo la recuperación de la actividad económica en la isla, la más grande de todo el archipiélago canario, donde llegaban pasadas las seis de la tarde.

Tras aterrizar en el aeropuerto de Tenerife Sur, los monarcas han conocido las nuevas medidas puestas en marcha por AENA, el gestor aeroportuario español, para garantizar la seguridad ante la pandemia. Entre ellas, los controles que se realizan con cámaras termográficas para tomar la temperatura de los viajeros. Poco después se han trasladado a la finca El Confital, en Granadilla de Abona, donde han recorrido una plantación de fruta canaria.

En esta exuberante zona, en la que la Reina se ha mostrado especialmente interesada por la producción, los reyes han recibido una explicación sobre el trabajo que se realiza en este tipo de plantaciones. Felipe VI ha mostrado interés por la recuperación de los terrenos para la agricultura. Letizia, por su parte, quiso conocer la demanda del tomate, otro de los productos cultivados en la zona. En su recorrido, en el que no han prescindido de sus respectivas mascarillas, los han acompañado diversas autoridades regionales, como el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres. 

Poco después, los Reyes visitaron Las Moradas, en Bonnysa, una planta en la que se empaquetan y distribuyen frutas y hortalizas dentro y fuera de nuestras fronteras. Una de las cosas que más llamó la atención de la visita de los monarcas a Tenerife fue el atuendo de Letizia, quien ha elegido un bonito vestido verde agua sin mangas de Zara con escote en pico y unas sencillas alpargatas de tacón.

La última vez que los Reyes viajaron a las islas Canarias fue el pasado mes de septiembre, tras los incendios forestales que asolaron la zona. En los próximos días tienen previsto visitar otras comunidades, como Baleares y Andalucía. El 1 de julio, Felipe asistirá al acto de apertura de la frontera entre España y Portugal, que también contará con la presencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, así como del presidente de la República portuguesa, Marcelo Rebelo de Sousa, y del jefe de Gobierno luso, António Costa.