A sus 45 años, la que fuera novia del Rey Felipe es una experta en comunicación. Y se ha convertido en una abanderada de los derechos a la intimidad de los famosos.


Hubo un día en el que el Heredero al Trono de la Corona de España se planteó muy seriamente contraer matrimonio con una plebeya. 20 años atrás, el actual rey Felipe VI se enamoró perdidamente de Eva Sannum, una atractiva plebeya noruega. Alta, rubia y modelo de profesión, aquella desconocida hizo que el entonces Príncipe de Asturias se planteara contraer matrimonio con ella. Aunque eso le costara el disgusto de sus padres. Tan dispuesto estaba a comprometerse con Sannum que la llevó con él a la boda del príncipe Haakon de Noruega, uno de sus mejores amigos entre los ‘Royals’, con otra plebeya, Mette Maritt. 

La plebeya noruega a la que nadie quiso como posible Reina de España

La primera (y única) aparición pública de Don Felipe con Eva Sannum tuvo lugar en el enlace del hijo del rey Harald, el 25 de agosto de 2001. Las imágenes del actual rey de España con su novia luciendo un escote de infarto en la ceremonia hizo saltar todas las alarmas en nuestro país. España se preparaba para que en cualquier momento se produjese el anuncio de su compromiso. Pero unos meses después la historia de amor llegó a su fin. Y con ella, muchos respiraron tranquilos. Sus fotos posando en ropa interior -e incluso con vestido de novia- o el hecho de que fuese nórdica no terminaban de agradar a los sectores más conservadores… ni a los mismísimos Reyes Don Juan Carlos y Doña Sofía. Por suerte o por desgracia, la relación se enfrió. Y mucho tuvo que ver en el desenlace el acoso mediático al que se sometió a Eva Sannum. No había una semana en la que no se hablara de un nuevo detalle sobre su vida. Lo que más salía a relucir eran los simples y llanos detalles de su biografía como ciudadana de a pie que era.

Cuando terminaron su relación, después de cuatro años juntos, Zarzuela le pidió «que fuera ella y solo ella quien comunicara a la prensa que sus relaciones sentimentales con don Felipe habían terminado». Así lo explica el periodista Jaime Peñafiel en el libro ‘Anécdotas de oro’. Sannum se negó a acceder a las peticiones de Casa Real: «Me negué en redondo. ¿Cómo se me podía pedir tal cosa cuando siempre se habían negado a reconocer, pública y oficialmente, que el príncipe mantenía relaciones conmigo? Cuando incluso nunca se me había defendido de los ataques de la prensa», admitiría.

GTRES

Al final fue el rey Felipe el que, el 14 de diciembre de 2001, dio a conocer la noticia de su ruptura con Eva durante un encuentro navideño de los responsables de prensa de Zarzuela con varios periodistas. «La relación no ha prosperado. Por razones estrictamente personales y particulares, cada uno seguirá su camino en la vida», explicaba. Y quizás en reconocimiento a la que pudo ser su mujer añadía: «Sus cualidades son numerosas: su fortaleza, su dignidad, sensibilidad, capacidad de superación, sentido de la justicia y determinación por llegar a la excelencia de lo que se propone siempre me ha impresionado. Y no sigo, porque nunca acabaría de hablar».

Casada con un prestigioso publicista

Pasó el tiempo y Eva Sannum terminó los estudios de Comunicación y Publicidad que cursaba cuando conoció a Don Felipe. Casualidades del destino, Felipe acabaría topándose en su vida con otra experta en comunicación: Letizia Ortiz Rocasolano, actual Reina. Felipe acabaría casándose con la entonces periodista de Televisión Española. Y Eva Sannum se casó con un compañero de profesión, Torgeir Vierdal, un prestigioso publicista con el que tiene dos hijos.

GTRES

Eva Sannum, que en la actualidad tiene 45 años, ha sido socia esta semana al pronunciarse sobre el derecho a la privacidad de los famosos. Lo ha hecho a través del podcast ‘Tut & Mediekjør’, en el que expone su opinión sobre la presión que ejercen los medios a los rostros conocidos y en el que habla del derecho de los medios noruegos a utilizar el contenido que los rostros contenidos comparten en sus redes sociales, entre otros asuntos.

Vive con su familia en un palacete del siglo XIX

Antes de su actual faceta como moderadora de debates y autora de podcasts, Eva Sannum era socia de la agencia de comunicación Geelmuyden Klese, que dejó en marzo de 2019 después de cinco años de trabajo. En un comunicado anunciaba: «Sé que estoy lista para un cambio de escena, pero cuando estás en el trabajo es un poco difícil encontrar tiempo para pensar. He optado por reflexionar antes de decidir el camino a seguir en un mercado en constante cambio». Anteriormente había trabajado en otra agencia, Try/Apt, durante 10 años. También formó parte, como representante de la opinión pública, de la Comisión Profesional de Prensa. Allí se encargaba, entre otros asuntos, de arbitrar las quejas a los medios.

A día de hoy, Eva Sannum parece satisfecha en esta nueva faceta, convertida en una especie de ‘Robin Hood’ de los famosos, de quienes defiende por encima de todo su derecho a la intimidad. No en vano es algo que ella ha vivido en carne propia. También es feliz junto a su pareja y padre de sus dos hijos, con la que comparte techo. La familia vive en un palacete construido en 1880, de estilo neorrenacentista, y valorado en 1,6 millones de euros. La pareja también tiene una casa de verano en el campo. Una vida sosegada y alejada de los interés mediático que jamás hubiera tenido de haber pasado por vicaría con Don Felipe.