Esta es una cita a la que doña Letizia no ha faltado en las últimas ediciones, y a la que seguramente se siente especialmente ligada dada su antigua carrera. En ella suele compartir mesa y mantel en una multitudinaria comida junto a los nombres más destacados de la información parlamentaria, convocados por la Mesa del Senado, que otorga este premio, y con el que además se homenajea al recordado cronista Luis Carandell, fallecido en 2002. 

letizia-calle
Letizia llegó así de minifaldera a la cita, y luciendo ya medias

 

Letizia

Este año, en la XI edición, el galardón ha ido a parar a Miguel Ángel Domínguez, quien dirige y presenta el espacio 24 Horas, en RNE, emisora en la que comenzó su andadura en 1987. El premio está dotado con 6.000 euros y un trofeo institucional. Él mismo se ha confesado «sorprendido y honrado» por merecerlo.

La Reina, muy sonriente, en otro momento del acto
La Reina, muy sonriente, en otro momento del acto

La Reina ha tomado la palabra en el Salón de los Pasos Perdidos del Senado antes de entregarle el diploma, y le ha dedicado unas bonitas palabras, que seguro que no olvidará: «Es difícil encontrar referencias claras en unos tiempos donde todo es información. Miguel Ángel, y el equipo que tiene a su lado, consigue ser un punto al que mirar, a quien escuchar», ha dicho.

A continuación ha tenido lugar un almuerzo en el que, sentada entre el presidente del Senado, Pío García-Escudero, y el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, la Reina ha degustado un menú con crema de pularda para empezar, entre otras exquisiteces.

Letizia
La Reina, durante su intervención antes de la entrega del premio, en el que ha destacado la necesidad de rigor en la información, y más siendo «guardián de las instituciones».

letizia-sonriendo

letizia2
La Reina, muy guapa, con la melena rizada, poco antes de comenzar el almuerzo tras la entrega de premios