Leonor y Sofía este año baten récords de presencia pública

Las hijas de los Reyes acudirán al 40 aniversario de la Constitución Española, lo que confirma que este ha sido el año de su "salida del cascarón".

Uno de los motivos por los que este año va a ser recordado especialmente por Leonor y Sofía, las hijas de los Reyes de España, será por el paso adelante que han dado a nivel público. Poco a poco van dejando atrás su infancia para adentrarse en la asunción de ciertas responsabilidades que van más allá de sus tareas escolares. En particular Leonor, quien por su condición de heredera de la Corona, está llamada algún día a suceder a su padre como Reina. Este año las hermanas han aparecido más que nunca en actos oficiales, y la Princesa ha comenzado también a “volar” en solitario.

7La Princesa y la Infanta, cada vez más presentes

La última vez que vimos a las hijas de Felipe y Letizia fue el pasado 31 de octubre, para celebrar el 40 aniversario de la proclamación de la Constitución Española. Entonces se organizó una lectura pública en el Instituto Cervantes de Madrid, que el Rey abrió y que Leonor continuó leyendo el Artículo 1 de la Carta Magna. Era la primera vez que se escuchaba su voz en público. Un paso más que daba justo el día que cumplía 13 años. Parece que esta es la edad perfecta para que la Princesa de Asturias comience progresivamente a cobrar mayor visibilidad institucional.

6La primera vez que habló en público

Esta misma semana avanzará un poquito más. El jueves 6 de diciembre acudirá junto a sus padres los Reyes, su hermana Sofía y sus abuelos, los Reyes Juan Carlos y Sofía, al acto solemne conmemorativo del 40 aniversario de la Constitución Española. Una ceremonia por todo lo alto que tendrá lugar en el Congreso de los Diputados, con la que se quiere dejar bien claro la unidad de la Familia Real para celebrar la mayor fiesta de la democracia. Hay que resaltar que en un principio la presencia de las niñas no estaba contemplada en la Agenda oficial, y que unas horas más tarde la Casa Real lo corrigió con una Ampliación.

Leer más: Las primera palabras públicas de Leonor.

5Una infancia lo más ‘normal’ posible

Leonor poco a poco se va soltando. El mejor ejemplo fue la lectura de la Constitución, donde demostró un gran aplomo frente a un auditorio de altísimo nivel, en el que, además de sus padres, se encontraban el presidente del Gobierno y los máximos representantes de los partidos políticos y de la Justicia… La Princesa superó con nota la prueba aquel día y parece estar lista para más. Al igual que su padre en su día, desde muy pequeña ha sido consciente de su papel diferenciado y aunque sus padres han procurado, tanto para ella como para su hermana, una vida dentro de la mayor “normalidad” posible, parece que ha llegado la hora de que la Heredera salga del cascarón.

4Más acostumbrada a los actos públicos

También aquel día vimos cómo Leonor y Sofía se situaban en la línea de saludos para recibir a las autoridades presentes. No era la primera vez, pues suelen hacerlo en la Fiesta Nacional e incluso después del posado veraniego en Marivent también saludan a los periodistas presentes. Pero lo cierto es que sí notamos cómo es algo con lo que ambas se van acostumbrando.

3El papel diferenciado de la Princesa de Asturias

Las hermanas demuestran una gran complicidad. Se llevan apenas un año y medio y son las mejores compañeras de juego. Pero no hay que olvidar que son “distintas”, una es Princesa y la otra Infanta, y que en un futuro que ya está llegando la distancia pública se acrecentará aún más. Está por ver si eso afectará o no a su relación. No tiene por qué, tal y como ocurrió con Don Felipe y sus hermanas mayores, las infantas Elena y Cristina. De momento, Leonor y Sofía siguen siendo un “pack” en todas sus apariciones públicas, es decir, siempre van juntas, aunque este último año haya habido sutiles diferencias a favor de la Heredera.

2El Toisón de Oro marcó la diferencia

La excepción se produjo con la entrega del Toisón de Oro por parte del Rey Felipe hacia su primogénita. Fue en una ceremonia en el Palacio Real y el 30 de enero, fecha en la que el monarca cumplía 50 años. Al otorgarle la máxima condecoración de la realeza española a su hija hacía honor a una histórica tradición que Leonor debe continuar. Aparte de esto, este 2018 Leonor y Sofía han salido más que nunca. Hasta ahora su presencia pública se circunscribía apenas a tres veces al año: la Misa de Pascua en Palma de Mallorca, el posado de verano en Mallorca y la Fiesta Nacional. Este año hemos sumado el Toisón de Oro, los actos por el tricentenario en Covadonga y los dos relativos al 40 aniversario de la Constitución Española.

1Más salidas privadas

Y esos solo a nivel institucional. Este año hemos tenido acceso a algunos retazos de su vida privada. Comenzamos con el posado navideño facilitado por la Casa Real, en el que nos hacían partícipes de facetas hasta ahora desconocidas de la Familia Real (comiendo en La Zarzuela, yendo en un coche conducido por el Rey al colegio…) y continuamos con algunas salidas: el pasado abril para ver a su abuelo Juan Carlos recién operado de la rodilla; otra en mayo para ver el musical ‘Billy Elliot’ (arriba en la foto); en agosto acompañaban a su madre y su abuela Sofía a un mercado en Palma de Mallorca; luego las hermanas se fueron juntas a un campamento de Estados Unidos (de lo que no hay constancia gráfica); y el pasado octubre, Leonor y Sofía iban con la Reina Letizia al ballet en el Teatro Real… El hecho es que este ha sido el gran año de Leonor y Sofía. Ambas han pegado un buen estirón y ya inmersas en la preadolescencia se preparan para asumir más funciones, en especial la mayor. Solo les queda una asignatura pendiente: ir a los Premios Princesa de Asturias.

Más contenido .....