Como en la anterior ocasión, ha regresado a la capital alavesa para estar junto a su familia.


Después de su primer permiso penitenciario -que tuvo lugar en Navidad-, este viernes Iñaki Urdangarin volvía a salir de prisión para pasar unos días en compañía de su familia. La infanta Cristina recogía a su marido a la salida de la prisión de Brieva (Ávila) y ambos emprendía el viaje rumbo a Vitoria. Esta vez, se trata de un permiso de seis días, por lo tanto no tendrá que regresar hasta el próximo jueves. 

Hace unos días, el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria número 1 de Valladolid ratificaba  que el cuñado de Felipe VI cumplía con los requisitos para poder salir de prisión. Ya ha cumplido con un cuarto de la condena, se encuentra en régimen de segundo grado y tiene buena conducta en el centro. Cabe recordar que permanece en la cárcel desde junio de 2018 por «prevaricación, malversación o tráfico de influencias», entre otros delitos.

Como en su primer permiso, ha regresado a la capital alavesa para estar junto a su familia. Lo hacía horas después de cumplir con su compromiso de voluntariado en el Hogar Don Orione, en Pozuelo de Alarcón. Las cámaras de los reporteros gráficos captaban el momento en el que el matrimonio llegaba a las inmediaciones de la casa de la madre de Iñaki Urdangarin, Claire Liebaert, en Vitoria. 

Ambos se dejaban ver con vestimenta informal, la infanta Cristina iba al volante del vehículo familiar que tenía las lunas tintadas y que impedía ver los ocupantes de la parte trasera. Todo apunta a que viajaba algún hijo con ellos. En fechas navideñas también le vimos en actitud relajada disfrutando de unos días en libertad. En aquella ocasión, aprovechó para pasear con los suyos por la ciudad vasca, acudir a misa…