Este lunes 24 de enero de 2022 se ha hecho historia en España. La Infanta CristinaIñaki Urdangarin tomaban la decisión de emitir un comunicado para hacer público que habían decidido «interrumpir su relación matrimonial» después de 25 años de relación y cuatro hijos en común. Este paso lo han tomado tras la publicación de las fotos del ex Duque de Palma de la mano de Ainhoa Armentia por una de las playas de Bidart, al sur de Francia.

El comunicado ha sido corto, pero contundente, y en él no olvidan a los hijos que tienen en común: «De común acuerdo, hemos decidido interrumpir nuestra relación matrimonial. El compromiso con nuestros hijos permanece intacto. Dado que es una decisión de ámbito privado, pedimos el máximo respeto a todos los que nos rodean. Cristina de Borbón e Iñaki Urdangarin».

Mucho antes de que el matrimonio haya llegado a este punto, Cristina e Iñaki presumieron de una historia de amor idílica. Se conocieron en 1996 cuando coincidieron en los Juegos Olímpicos de Atlanta. La Casa Real española anunció su compromiso el 29 de abril de 1997, poco después de empezar una relación. El 3 de mayo de ese mismo año posaron por primera vez juntos.

Su boda se celebró el 4 de octubre de 1997 en la catedral de Barcelona. Reunieron a sus más de 1.500 invitados en el Palacio de Pedralbes para celebrar su enlace matrimonial. Hasta la ciudad condal se trasladaron no solo personalidades conocidas de nuestro país, también muchos rostros de otras casas reales europeas.

Pusieron el broche perfecto a la relación con sus cuatro hijos. El mayor, Juan, nació el 29 de septiembre de 1999. Pablo Nicolás nació el 6 de diciembre de 2000. La Infanta Cristina e Iñaki se convirtieron en familia numerosa con la llegada de Miguel el 30 de abril de 2002. La princesa de la casa, Irene, llegó el 5 de junio de 2006. Actualmente es la única que reside en Ginebra, Suiza, ya que es allí donde cursa sus estudios en un colegio internacional.

Iñaki y Cristina han presumido de una intensa historia de amor

infanta-cristina-2
© Gtres.

Esta historia de amor se vio tambaleada cuando Iñaki Urdangarin fue uno de los implicados en el Caso Noos. En 2009, el matrimonio tomó la decisión de instalarse en Washington, Estados Unidos. Dos años después, tuvieron que volver a Barcelona por el Caso Noos. El hecho de que estuviera implicado en dicho caso hizo que la Casa Real tomara la decisión de cesarlo como miembro de la Familia Real española. El 29 de diciembre de 2011, Iñaki Urdangarin fue imputado por corrupción.

En 2013, la Infanta Cristina se traslada a vivir a Ginebra. Iñaki la acompañó, pero tenía que hacer viajes a Barcelona frecuentemente para cumplir con el proceso judicial por el Caso Noos en el que estaba implicado. El 18 de junio de 2018 fue el día en el que condenaron a Iñaki Urdangarin a cinco años y 10 meses de cárcel. Su condena empieza en la prisión de Brieva, Álava, hasta donde se trasladó en varias ocasiones la hermana del Rey Felipe para ver a su marido. Después pasa a la cárcel de Zaballa tras concederle el tercer grado penitenciario. Ahora está instalado en casa de su madre en Vitoria.

Mientras tanto, está en duda el lugar en el que se encuentra la Infanta Cristina. La hermana de la Infanta Cristina se podría haber encontrado en el Palacio de la Zarzuela en Madrid cuando salieron publicadas las fotos de su marido y Ainhoa paseando de la mano por una playa de Bidart, al sur de Francia. La Infanta Cristina estuvo de martes a viernes en la capital española. Sin embargo, esta ya se encontraría en Ginebra, donde también podría haber optado por encerrarse en casa para no dejarse ver en medio de este revuelo mediático que se ha creado. Ahora podría estar pensando viajar a Abu Dabi para reencontrarse con su padre.