La Princesa Leonor empezará sus estudios en Reino Unido con mucha ilusión… y bajo unas normas muy rigurosas, a riesgo de ser expulsada.


A finales del próximo agosto o principios de septiembre, la Princesa Leonor pondrá rumbo a Gales para iniciar el primero de sus dos cursos de Bachillerato internacional en el UWC Atlantic College. Se trata de una reconocida institución perteneciente a la red de Colegios del Mundo Unido (UWC), que presume de un innovador sistema implantado por el pedagogo alemán Kurt Kahn, que apuesta por educar en valores, a favor de la paz y un mundo sostenible. Los Reyes Felipe y Letizia han escogido con sumo esmero este centro para que su primogénita inicie una nueva y crucial etapa en su formación como heredera y futura Reina de España.

Aconfesional, apolítico, abierto a todas las nacionalidades y a estudiantes de todos los estratos económicos y sociales. Defienden que no es elitista y que la mayoría de sus alumnos disfrutan de una beca total o parcial. Leonor, o mejor dicho sus padres, pagarán el coste (76.500 euros) íntegramente de su asignación anual. Hay que tener en cuenta también que los Reyes son los Altos Patronos de la Fundación de esta organización en España. Eso sí, todos, absolutamente todos los estudiantes, deberán atenerse a unas normas, a un «código de conducta». Y este es de lo más estricto y riguroso en cuestiones fundamentales.

UWC Atlantic College.

Al igual que ya habrá hecho la Princesa Leonor, en SEMANA nos hemos leído todas las reglas que tendrá que cumplir y firmar. Lo referente a asuntos sobre la convivencia, lo que se busca y, sobre todo, lo que se prohíbe de manera tajante, como el tabaco o las relaciones íntimas… Recordemos que la heredera tendrá que vivir en régimen de internado, donde compartirá una austera habitación junto a otras tres compañeras de diferentes procedencias. En su nuevo colegio están  matriculados 350 alumnos entre los 15 y los 19 años. Será la primera vez que Leonor salga de la comodidad y el arrullo familiar en La Zarzuela, para apañárselas «sola».

Gtres.

Esto es, punto por punto, todo lo que se le exigirá a la Princesa Leonor y al resto de compañeros:

«En relación a la misión de UWC -hacer de la educación una fuerza para unir a pueblos, naciones y culturas por la paz y un futuro sostenible- se pide un compromiso con los siguientes valores: la tolerancia internacional e intercultural, la celebración de la diferencia, la integridad y responsabilidad personal, la mutua responsabilidad y respeto, compasión y servicio, respeto por el medioambiente, un sentido de idealismo, de reto personal, acción y ejemplo propio.

En el sentido de la UWC está el respeto por uno mismo y por los otros en todas nuestras acciones y palabras en todas las circunstancias, incluido online. Esto significa que debemos pensar en el bien común y estar dispuestos a alzarnos por encima de nuestros deseos individuales y necesidades para crear comunidades plenamente integradas. En resumen, nuestros ideales requieren de una bondad de corazón de todos los miembros de la comunidad UWC y el reconocimiento de que las normas culturales son diversas. El Código de Conducta Común es necesario para dejar las expectativas claras. Los estudiantes que aceptan una plaza en un centro de UWC se comprometen a la búsqueda de un estilo de vida saludable, que evite potenciales daños a uno mismo y a los demás.

UWC Atlantic College.

Por consiguiente, lo siguiente no es aceptable:

-Consumo, posesión y/o distribución de drogas para el ocio u otras no prescritas con propósitos médicos; tabaco, vapeo y otros productos similares; alcohol en las instalaciones del colegio y actividades promocionales.

Actividad sexual en las habitaciones estudiantiles y en cualquier otro espacio público o compartido.

Violencia de cualquier clase, incluidos novatadas, acoso  o cualquier otra forma de abuso.

Agresión, incluido aunque no limitado a la verbal, física y sexual.

Robar o «tomar prestado sin permiso».

Cada centro tendrá expectativas muy claras respecto a la asistencia, integridad académica, respeto por el toque de queda y/o los periodos de descanso; y alcohol fuera del campus. Cada colegio o instituto podrá poner normas adicionales acordes con las leyes o costumbres de cada país en el que se encuentren. Se espera que el Código de Conducta Común se cumpla tanto en acción como en espíritu. Aquellos que infrinjan el Código pueden perder su derecho a permanecer en su centro UWC«.

Casa de S.M. el Rey.

La Princesa Leonor siempre ha dado muestras de un carácter tranquilo y educado. Dulce y exquisita en gestos. Ha tenido que pasar unas pruebas de selección para ser aceptada en Gales, presume de buenas notas y nunca se ha salido del tiesto… Ella misma nos los dijo en su discurso en la última edición de los Premios Princesa de Asturias: «Sigo muy de cerca, como muchos niños y jóvenes de mi edad, lo que sucede en nuestro país (…). Pero si hay algo que mi hermana Sofía y yo hemos aprendido es el sentido de la responsabilidad. Nuestros padres nos lo han enseñado siempre. Y creo que los jóvenes de mi generación también son conscientes de ello».

Para cuando ingrese en su nuevo instituto en Reino Unido, la heredera estará a punto de cumplir los 16 años (el 31 de octubre).