Al diseñador Eduardo Navarrete no le hace ilusión vestir a la Reina Letizia, pese a lo que representa y no ha dudado en mostrar los motivo de tan extraña decisión profesional. Vea el vídeo, en el que además reserva críticas a las actrices españolas por su forma de vestir


Para muchos diseñadores, vestir a la Reina Letizia sería un sueño cumplido al alcance de muy pocos y es que la consorte real es muy exigente a la hora de meter nuevas firmas en su armario. Es por ello que siempre que un diseñador de renombre de nuestro país se enfrenta a las preguntas de los reporteros, la cuestión sobre su deseo de ver a Doña Letizia con un diseño propio sale a colación. Mientras muchos muestran su ansia por ver llegar este importante momento en sus carreras profesionales, Eduardo Navarrete se ha salido de la norma, asegurando que no está entre sus principales objetivos es ver a la esposa del Rey Felipe desfilando con uno de sus vestidos por actos oficiales o cuestiones institucionales.

“Siempre están con la Reina Letizia, si me llama la Reina no le voy a decir que no, está feo decirle que no, pero que digas que me hace especial ilusión vestir a Letizia me pillas ahora que no. Como siempre tan correcto”, confiesa Eduardo Navarrete, que no se ha fijado como objetivo profesional que la consorte luzca sus creaciones, aunque sea el mejor escaparate y pasaporte al estrellato posible en estos momentos en nuestro país y también fuera de nuestras fronteras.

Casa de S.M. el Rey.

Pero no solo la Reina Letizia se ha visto algo perjudicada por las apreciaciones del diseñador, sino que también ha criticado la decisión de las actrices españolas de vestir con carísimos looks de diseñadores internacionales en las alfombras roja. Ve como una oportunidad perdida y un apoyo renunciado que se rindan ante lo extranjero y se olviden del talento nacional. Vea el vídeo para conocer sus argumentos, en qué lugar deja a la Reina Letizia y cómo las actrices españolas se llevan un tirón de orejas por no apoyar nuestra moda en actos importantes y con cobertura internacional. ¡Dale al play!