Después de poco más de un mes en el internado de Gales, la princesa Leonor ya se acomoda a su nueva rutina, también la alimenticia y es que el menú del centro es tan estricto como el que la Reina Letizia ha impuesto en palacio y en su anterior colegio


El pasado mes de septiembre la princesa Leonor hacía las maletas para comenzar una aventura en el extranjero. Como parte de la formación académica que le allana el terreno para convertirse en la futura reina de los españoles, la hija del Rey Felipe y la Reina Letizia ha comenzado a cursar sus estudios de bachillerato en el UWC Atlantic Collage de Gales, un estricto internado en el que coincide con otros jóvenes royals e hijos de grandes fortunas internacionales y en el que estará los próximos dos años. Un lugar del que poco más se sabe que lo que reza en su página web oficial y es que la protección de los alumnos de este prestigioso centro de estudios internacional hace que la información no dé el salto a los medios. Eso sí, siempre se pueden desprender detalles sobre cómo es la vida de la princesa Leonor en su nueva vida alejada de su familia y amigos, como así ha trascendido ahora al desvelarse cuál es la rutina alimenticia de la joven princesa y qué come junto a sus nuevos compañeros de pupitre.

La princesa Leonor se está acomodando a su nueva vida lejos de sus padres, pero con una rutina bien marcada con la que los Reyes están plenamente confiados en que su pequeña está en las mejores manos. También a lo referente a su alimentación, una de las grandes preocupaciones de la Reina Letizia, fiel defensora de una dieta saludable como base a una vida plena en la que no puede faltar tampoco el deporte, más allá del aspecto físico de esta rutina.

Foto: Casa Real

Para tranquilidad de la Reina Letizia, la rutina alimenticia de la princesa Leonor no podría ser mejor, así como bastante estricta, como a ella le gusta que sea para no relajarse en un punto tan importante para ella. Los horarios a los que los alumnos tienen acceso a las comidas están planteados de antemano y son inamovibles, dado que se ajustan estratégicamente al horario de las clases para evitar las prisas y darle el tiempo necesario al momento más importante de su rutina, más allá de su formación académica. Por ejemplo, el desayuno se sirve entre las 7:15 horas y las 7:50 horas de la mañana, para después hacer un descanso para el almuerzo en torno a las 10:30 horas. El acceso al comedor a la hora de la comida se restringe entre el mediodía y las 13:45 horas, mientras que la cena tiene lugar entre las 17:30 y las 19:00 horas de la tarde. Un horario inusual para nosotros, pero que se ajusta a la perfección a las costumbres del Reino Unido, al tener en cuenta que el centro se encuentra en Gales. Para alivio de la princesa Leonor y sus amigos, durante el fin de semana la rutina se relaja.