La madre del exduque de Palma se ha pronunciado sobre las polémicas imágenes de su hijo paseando de la mano con su compañera de trabajo.


El matrimonio entre Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina está en el punto de mira después de que el pasado miércoles salieran a la luz una impactantes fotografías del exjugador de balonmano de la mano de Ainhoa Armentia, una compañera de trabajo. Las imágenes no han dejado a nadie indiferente y horas después el hijo de la pareja, Pablo Urdangarin, salía al paso y reconocía que el tema tendrían que hablarlo en casa. Este fin de semana, la madre del exduque de Palma, Claire Liebaert, también se ha pronunciado al respecto. 

Iñaki Urdangarin Claire Liebaert en la calle
© Gtres

Haciendo alarde de su gran amabilidad, la madre de Iñaki Urdangarin respondía a un reportero de ‘Viva la vida’ que se encontraba frente a las puertas de su casa acerca de las polémicas fotos de su hijo y Ainhoa Armentia. «Sí, sí, estaba al tanto de la noticia», respondía por el telefonillo tras ser preguntada acerca de si conocía la amistad especial de su hijo con su compañera de trabajo. Asimismo, insistía en que no quería hacer ningún tipo de comentario al respecto.

Se tratan de unas reveladoras declaraciones que ponen de manifiesto que la amistad especial del exjugador de balonmano y Ainhoa Armentia no era un secreto, al menos, para la madre del todavía marido de la infanta Cristina y que esto no le ha pillado por sorpresa. Cabe recordar que Iñaki Urdangarin vive en casa de su madre desde el pasado mes de junio, momento en el que recibió el permiso penitenciario para no dormir más en la prisión de Zaballa (Álava). La hermana del rey de España y su hija, Irene, tienen fijada su residencia en Ginebra.

Pablo Urdangarin, el protagonista inesperado de la polémica

En estos días, el hijo del matrimonio, Pablo Urdangarin, se ha visto salpicado por la polémica y se ha convertido en el protagonista inesperado de la noticia después de responder a las preguntas de los reporteros gráficos acerca de las fotos de su padre con otra mujer. Una actitud que ha provocado el aplauso general de la prensa debido a su naturalidad a la hora de contestar a la prensa. 

En medio de la tormenta mediática, el jugador de balonmano se ha mostrado de lo más relajado y ha reconocido que tanto él como el resto de su familia deberán hablar del asunto en casa. «Ya está, son cosas que pasan y luego hablaremos nosotros y ya está«, comentaba y dejaba claro que seguirán siendo una familia. Además, reconoció que no estaba seguro de si su madre estaba al tanto de la nueva amistad entre Iñaki Urdangarin y Ainhoa Armentia. «Seguimos contentos, ¿eh? Tampoco va a cambiar nada. (La infanta Cristina está bien, está bien. Estamos todos bien en general, todos estamos contentos», sentenciaba el sobrino del rey Felipe.