infanta cristina urdangarin

El aniversario de boda más triste de Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina

La infanta Cristina e Iñaki Urdangarin vivían este 4 de octubre como un día feliz, sin embargo, ahora permanecen distanciados y unidos por un único sentimiento, la soledad y la tristeza. Aunque en estos momentos el exjugador de balonmano se encuentra en prisión, hace justo 22 años estaba contrayendo matrimonio con la hija de don Juan Carlos.

14Un momento amargo

A pesar de que sigue adelante su matrimonio, ambos están viviendo un momento amargo debido a que Iñaki permanece en prisión. Condenado a cinco años y 10 meses de prisión, desde hace algunas semanas ejerce como voluntario del centro Hogar Don Orione en Pozuelo de Alarcón (Madrid).

13Han superado obstáculos como pareja

Esta fecha es especial para los dos, pero la situación de Iñaki les obliga a estar separados. Ingresó en prisión en junio de pasado año, un hecho que cambió la vida de sus familiares para siempre. Y es que, quién le iba a decir aquel 4 de octubre de 1997, que dos décadas después vivirían esta pesadilla.

12Ha habido varios vis a vis

Se desconoce el número total de visitas que Iñaki ha recibido durante su estancia en la cárcel de Ávila, pero se tiene constancia de que la infanta Cristina ha estado pasando tiempo con él en los famosos vis a vis.

11Separados por muchísimos kilómetros

Ella sigue en Ginebra. Mientras los rumores apuntaban a que el ingreso de Iñaki en la cárcel de Brieva provocaría que la infanta Cristina trasladara su residencia a España, finalmente no ha sucedido. Allí vivieron todo el proceso judicial así como su caída dentro de la Casa Real.

10La infanta Cristina es su mejor apoyo

Ambos han vivido de una u otra manera su relación con el proceso judicial del caso Noós. Mientras ella fue absuelta de los cargos que se le imputaban, su esposo se convirtió en el primera familiar del rey Felipe VI que vaya a pasar una temporada entre rejas.

9Fueron apartados de la Familia Real

Tras su imputación y después de que ambos fueran sentados en el banquillo, dejaron de acudir a actos oficiales. La reinserción de Cristina llegó con el 80 cumpleaños de su madre, la reina Sofía.

8Se enamoraron al compartir su pasión por el deporte

Su historia de amor comenzó en el verano del año 1996 en los Juegos Olímpicos de Atlanta. Dicen que allí ella se quedó prendada del jugador de balonmano, aunque él en ese momento tenía pareja. Solo un año después pasaron por el altar.

7Fue la infanta quien tomó la iniciativa

Ya en el mes de otoño del mismo año, unos amigos de la infanta Cristina organizaron una cena para celebrar la victoria de los Juegos Olímpicos. Un encuentro al que acudió Iñaki Urdangarin y en el que la hija de don Juan Carlos acercó posturas con el que a día de hoy es su marido.

6Él tenía pareja

Ella era Carmen C., con quien comenzó a salir en el año 1992. Se enteró de la relación de ellos con el anuncio del compromiso de la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin a través de la televisión. Una mujer que siempre apostó por la discreción.

5Su compromiso llegó en abril de 1997

Meses después y completamente pletóricos, la pareja anunció su compromiso en los jardines de El Palacio de La Zarzuela. Un día, sin duda alguna, para el recuerdo.

4Su gran día

Llegó el 4 de octubre de 1997 en la Catedral de Santa Cruz y Santa Eulalia de Barcelona y asistieron nada más y nada menos que 1500 invitados. Con un vestido de Lorenzo Caprile, doña Cristina brilló más que nunca.

3Tras contraer matrimonio

Meses después de pasar por el altar, adquirieron el título de duques de Palma. Hecho que cuando saltó el escándalo judicial dio mucho que hablar.

2Padres de cuatro hijos

Aunque su perfil siempre ha sido bajo, el interés de Juan, Pablo, Miguel e Irene se ha multiplicado en los últimos años. En especial el de Irene, quien guarda una excelente relación con su prima Victoria Federica y, además, es una IT GIRL.

1Habrá que esperar a que le den la libertad

Iñaki Urdangarin tan solo disfruta ahora de dos días a la semana de ‘libertad’ con el voluntariado, sin embargo, todavía tendrá que esperar para estar definitivamente junto a su familia.