El padre de Meghan Markle quiere ir a juicio para defender a su otra hija, aunque abre la puerta a que lleguen a un acuerdo económico y así evitar la foto de la duquesa de Sussex sentada en el banquillo de los acusados


Thomas Markle sigue los pasos de Antonio David Flores y ha encontrado en su canal de Youtube la mejor manera de hacer llegar sus mensajes más controvertidos y evitar que sean matizados o censurados por la prensa internacional. Así, el padre de Meghan Markle ha anunciado personalmente que está “listo” para declarar contra su hija en la batalla judicial que su hermanastra, Samantha Markle, ha iniciado contra ella al considerar injustas las “mentiras” que ha vertido sobre ella en los medios de comunicación y le acusa de un presunto delito de “difamación”. Una acción legal curiosa, pues en todo caso la duquesa de Sussex respondía a su hermanastra por los numerosos secretos que ha revelado a los medios, así como duras acusaciones que han ensuciado su imagen pública.

Ahora, Meghan Markle ya sabe la posición de su padre respecto a esta batalla legal que la enfrenta a su hermanastra. Thomas Markle, de 77 años, ha asegurado que estaría “encantado” de enfrentarse a su hija en un juicio delante de un juez, pero no solo contra ella, sino también contra su yerno, el príncipe Harry, de quien también ha hablado muy mal a lo largo de los años en los que ha encontrado en los medios de comunicación una vía de ingresos fácil, pese al alto coste familiar que le ha granjeado su cruzada.

Thomas Markle, padre de Meghan Markle
Foto: Gtres

Oprah Winfrey está en medio de este nuevo capítulo de la trifulca familiar y es que la denuncia de Samantha Markle llega propiciada por la entrevista que los duques de Sussex le concedieron hace ahora justo un año, en marzo de 2021. La hermanastra asegura que Meghan Markle vertió sobre ella “declaraciones falsas y maliciosas”, lo que le ha llevado a pedir amparo de la justicia. Unas supuestas mentiras que también habría realizado a los autores del libro ‘Finding Freedom’, el cual se centra sobre su ruptura con la familia real británica. Es por eso que pide una indemnización de 75.000 dólares por daños y perjuicios, además de que sea Meghan la encargada de hacerse cargo de los costes del proceso judicial.

Ahora, Samantha sabe que no está sola en su lucha contra su hermanastra y es que su padre ha dejado claro que ella debe ganar el juicio y que si para ello debe testificar ante el juez, lo hará sin reparo alguno: “Estaría más que feliz de hacerlo. Llevo casi cuatro años intentando ver a mi hija y a su pelirrojo marido en un tribunal cara a cara. Estaría encantado de defender a mi hija mayor”, sentencia en un vídeo con el que aviva su guerra familiar.

samantha markle
Gtres

Pero quizá se ve por dónde van los tiros después, cuando el padre de Meghan Markle realiza un apunte sobre su ansiado juicio, dejando claro que se podría llegar a un acuerdo económico previo a su celebración: “Ella no puede defender las cosas que dijo”. Entre las declaraciones que le han llevado a juicio y que su padre y su hermanastra aseguran que son falsas, Meghan Markle decía ser una “virtual desconocida” para Samantha y que se había criado “como hija única”. Una deliberada forma de borrar a su padre y su hermanastra de su historia familiar que ellos entienden como un ataque y que, unido a cuatro años de acusaciones públicas, filtraciones interesadas, venta de material privado y apariciones estelares incluso en realities, ahora la familia de Meghan Markle reclama su hueco judicialmente, aunque siempre abren la puerta a que lleguen a un acuerdo económico para evitar la foto de una duquesa de Sussex sentada en el banquillo de los acusados.

¿Por qué odia el padre de Meghan Markle a su hija?

Le ha acusado de abandonarle, de pensar solo en la riqueza, de mentir, de no invitarle a la boda aunque no fuese cierto, de no hablarle por vender cosas de su hija a la prensa... y después de todo esto, de no dejarle conocer a sus nietos