Durante los últimos días, Kate Middleton ha ido dando algunos detalles de cómo están pasando sus hijos el fallecimiento de su bisabuela, Isabel II. La princesa de Gales revelaba las emocionantes palabras que su hijo menor, Louis, de cuatro años, le dijo al conocer el fallecimiento de la soberana: «Louis dijo que, al menos, la bisabuela está ahora con el bisabuelo», contaba hace unos días visiblemente emocionada. Los tres hijos de Kate y Guillermo han estado muy unidos siempre a Isabel II, por lo que el matrimonio ha decidido que sus dos hijos mayores, George y Charlotte, participen en el funeral de Estado de su bisabuela. Un día muy emocionante para todos e incluido para los pequeños de nueve y siete años, respectivamente.

DL-u518185-028
Gtres

Los dos hijos mayores de los actuales príncipes de Gales han llegado a la abadía de Westminster en coche oficial junto a su madre y a Camilla. Tras ellos, llegaba Meghan Markle. Los dos pequeños acuden al servicio religioso con motivo del funeral de su bisabuela. Posteriormente, también estarán presentes en la procesión tras el féretro de la soberana junto a otros miembros de la familia real británica. Un momento muy emotivo en el que los pequeños han demostrado la madurez de dos niños de su edad, 9 y 7 años.

George «comprende la pérdida» de Isabel II pero sus hermanos «no tanto»

Es la primera vez que los menores aparecen tras el fallecimiento de su bisabuela, pues Kate y Guillermo decidieron que siguieran con su día a día y los niños no dejaron de ir al colegio durante estos días de tanto dolor para la familia. Incluido para sus hijos, que son conscientes de la importancia de Isabel II. Por este motivo, y viendo la madurez de los mayores durante estos días, fuentes cercanas a ellos aseguran que tomaron una «decisión familiar colectiva» para convertirlos en lo que se cree que es el más joven en tomar un papel central en una ocasión tan trascendental.

SS.MM. LOS REYES ASISTEN AL FUNERAL DE ESTADO POR ISABEL II
Gtres

Eso es precisamente lo que Kate Middleton ha revelado durante las últimas horas. «El más pequeño  ahora hace preguntas como,’¿crees que todavía podemos jugar estos juegos cuando vayamos a Balmoral’ y cosas así, porque ella no va a estar allí?». La princesa de Gales asegura que el príncipe George «comprende la pérdida» de su bisabuela, mientras que sus hermanos menores, la Princesa Charlotte y el Príncipe Louis, «no tanto». 

Este fue el último verano que los hijos de los príncipes de Gales disfrutaron en compañía de su bisabuela. Como viene siendo habitual todos los años, Kate y Guillermo junto a sus hijos se desplazaron hasta Balmoral el pasado mes de agosto para pasar unos días en su compañía. Unos recuerdos que ahora permanecerán para siempre en el corazón de todos ellos.