La veterana periodista reconoce que el hecho de que no hubiera filtraciones de la entrevista también les benefició.


El pasado 8 de marzo, el príncipe Harry y Meghan Markle rompían su silencio más de un año después de que tomaran la decisión de dar un paso atrás como miembros seniors de la Familia Real Británica. Los duques de Sussex se abrían en canal frente a Oprah Winfrey y desvelaban cómo se habían sentido desde que comenzaran su noviazgo. Ahora, casi dos meses después, la veterana periodista ha hablado sobre los entresijos de su encuentro con el nieto de la reina Isabel II y ha explicado todo aquello que no se vio de ella.

Oprah Winfrey ha admitido que se quedó sorprendida de que Meghan Markle llegara tan lejos a la hora de hablar de sus problemas dentro de la Familia Real Británica, hasta el punto de lanzar acusaciones de racismo contra ellos. De la misma forma, la presentadora de televisión insistía en que nunca se imaginó el impacto que iba a tener su encuentro con los duques de Sussex. «Ellos solo querían poder contar su historia de la manera en la que se les permitiera ser lo más sinceros posibles«, explicaba la periodista según recoge ‘DailyMail’.

De la misma forma, Oprah Winfrey explica que se preparó durante días para la entrevista y que se quedó sorprendida con el carácter del matrimonio, quienes no dudaron en mostrarse muy abiertos y comunicativos durante la entrevista. «Siempre que hago entrevistas con alguien sobre algo significativo, tengo una conversación antes con ellos, pero en este ocasión no ocurrió. Les mandé un mensaje y les pregunté que cuál era su intención con la entrevista, era lo que más me importaba para que pudiéramos estar en el mismo camino. Los tres dejamos claro que el objetivo era contar la verdad», comentaba.

Oprah Winfrey hace hincapié en que Harry y Meghan querían contar su historia de una manera en la que se les permitiera ser lo más sinceros posibles. Asimismo, reconoce que el éxito de la entrevista no se basó en que ella supiera formular muy bien las preguntas, sino en que ellos se abrieran en canal y se sinceraran de la manera en la que lo hiciera. Además, reconoce que el hecho de que no hubiera filtraciones de la entrevista también les benefició.

Lo que ocurrió al terminar la entrevista

© CBS

Oprah Winfrey insistía en que cuando terminaron la grabación de la entrevista le dijo al equipo que todo lo que se había contado durante las más de tres horas de grabación debía permanecer en secreto y no podía salir de ahí. «Espero que no vayan por ahí contándolo y compartiendo lo que acaba de suceder«, son las palabras que utilizó para dirigirse al reducido número de personas que estaba el día de la entrevista. Además,  reconocía que dedicó mucho tiempo, esfuerzo y energía para que la CBS publicara a cuenta gotas algunos extractos de la conversación con los duques de Sussex.

Así fueron las explosivas declaraciones de Meghan y Harry

Meghan y Harry
© CBS.

Más de un año después de que tomaran la decisión de dar un paso atrás como miembros senior de la Familia Real Británica, Meghan y Harry rompían su silencio y concedían a Oprah Winfrey una de sus entrevistas más reveladoras. En concreto, los duques de Sussex se abrían en canal y hacían una serie de confesiones ante la periodista que han provocado que hasta el Palacio de Buckingham tuviera que lanzar un comunicado acerca de sus impresiones acerca de lo relatado.

En su charla, Meghan Markle aseguró que se le llegó a pasar acabar con su vida. «No quería seguir viviendo. No podía quedarme sola. Estaba asustada, se supone que yo debía ser más fuerte. Necesitaba ayuda y me la negaron porque no sería bueno para la Institución. No tenía elección, estaba preocupada por mi salud mental. Tuve pensamientos suicidas muy reales y no sabía a quién recurrir. Estábamos desesperados. Y nos fuimos porque necesitábamos ayuda y nadie nos ayudó. Nunca dejamos la familia. Solo cambiamos nuestro papel en ella», comentaba.

De la misma forma, los duques de Sussex revelaron la preocupación que hubo en Palacio por el tono de piel que tendría el pequeño Archie. Unas palabras que provocaron que la veterana periodista mostrara su cara de estupefacción. “Me permitían hacer muy pocas cosas y eso te genera soledad. En los meses embarazada de Archie, tuvimos que tratar temas como su seguridad, su título, y cuán oscuro sería el tono de su piel”, admitía la que fuera protagonista de ‘Suits’.