Prohibido fotografiar a Meghan Markle: el último escándalo en Wimbledon

Meghan Markle ha tomado la decisión de prohibir que le hagan fotos en sus apariciones a titulo privado. Esto ha provocado un gran escándalo en Wimbledon

Meghan Markle está a la deriva entre el rechazo y la aceptación popular en Inglaterra, pero lo que bien es cierto es que su figura no deja a nadie indiferente y que ha conseguido dejar al resto de miembros de la familia real británica en un discreto segundo plano. La mujer del príncipe Harry ha estado en el ojo del huracán desde el instante mismo que se anunció su romance. En ocasiones son sus allegados los que la hacen ser la protagonista de la polémica, pero en otras muchas es ella la que se gana la mala fama. Como ha vuelto a suceder.

Aluvión de críticas a Meghan y Harry por no revelar el nombre de los padrinos

8Meghan Markle, con sus amigas en Wimbledon

El pasado 4 de julio, Meghan Markle decidió relajarse en compañía de sus amigas en la víspera del bautizo de su hijo Archie Harrison. Un acto de carácter privado, aunque lo haga en un sitio público plagado de reporteros y fotógrafos, además de fans.

Lo que revela el lenguaje corporal en la foto del bautizo de Archie

7Acudió a ver a su amiga, Serena Williams

Meghan Markle no solo tenía consigo a sus amigas en las gradas compartiendo confidencias durante el partido. También en la pista estaba su gran amiga Serena Williams, con la que atesora una amistad desde sus años como actriz en Hollywood.

Primeras imágenes del bautizo de Archie Harrison, el hijo de los duques de Sussex

6Los aires de grandeza de Meghan Markle

La esposa del príncipe Harry se dio aires de grandeza durante su estancia en Wimbledon, como así han relatado testigos de excepción. Aseguran que Meghan Markle acudió a la cita deportiva por sorpresa, sin previo aviso y sin pocas ganas de hacer ruido. Quería pasar desapercibida, aunque los aires que se dio han dado mucho juego en las redes.

Gran expectación en Windsor por el bautizo de Archie Harrison

5Prohíbe a sus fans hacerle fotografías

Tal y como se ha denunciado este miércoles, aquel día Meghan Markle protagonizó una tensa situación cuando ordenó a sus guardaespaldas, que siguen sus pasos día tras días, a que nadie le hiciese fotos. La actriz no quiere que su imagen pulule por todos lados sin su control, una tarea imposible siendo quien es y mezclándose con el pueblo sin mayores reparos.

4Una periodista sufrió las consecuencias

Sally Jones, periodista de la BBC, ha confesado al diario ‘Daily Express’ lo que sucedió aquel día en el que ella fue testigo. Asegura que estaba tomando fotos del partido y también de los rostros conocidos que se aglomeraban en las gradas cuando un guardaespaldas de Meghan Markle se le acercó. El agente le preguntó de malas formas: “¿No estará tomando fotografías de la duquesa? Ella está aquí a título privado”, le inquirió.

3La periodista se revolvió ante la prohibición

Muy mal le sentó a Sally Jones esta interrupción en sus deberes y no dudó en responder al guardaespaldas: “Le dije al de seguridad que era una locura y que incluso si hubiese tratado de fotografiar a la duquesa, tendría una imagen borrosa de su oreja derecha. Había cientos de personas con sus cámaras. Por eso le dije: ‘¿Has pensado en hablar con alguna de esas cámaras de teléfono?’ Me pareció un poco incómodo’, se queja al citado medio.

2Meghan Markle quiere cuidar su imagen

La mujer del príncipe Harry se ha cansado de ser el foco de atención y de que su imagen de vueltas por las redacciones y las redes sociales sin control alguno. No quiere que cualquier detalle de motivos para el nacimiento de una nueva polémica, pero lo que ha conseguido es que su prohibición a no sacar fotos de ella es, en sí, una polémica nueva.

1Meghan Markle debe estudiar mejor su estrategia