La hermana de Meghan Markle incluida en una lista de ‘personas obsesivas’ peligrosas para la Familia Real

La hermana de Meghan Markle, Samantha, ha sido incluida por la policía británica en una lista de personas obsesivas que ponen en riesgo a la Familia Real. Una decisión propiciada por el hecho de que siempre habla mal de su hermana en los medios de comunicación y busca hacer daño a la mujer del príncipe Harry con sus declaraciones

Shock para la familia de Meghan Markle. Tal como ha confirmado el diario The Times, la hermana de la duquesa de Sussex ha sido incluida en una lista de ‘personas obsesivas’. Un listado que elabora el cuerpo de policía Scotland Yard y que incluye a todos aquellos que representan un riesgo para personajes importantes de la sociedad británica, especialmente para la Familia Real.

Según mantiene el diario, la incorporación de la hermanastra de Meghan a esta lista se produjo el pasado mes de octubre a raíz de un incidente que protagonizó en las inmediaciones del Palacio de Kensington, aunque no ha trascendido la noticia hasta ahora. En aquel momento, Samantha intentó ‘colarse’ en la residencia de los Duques, al parecer para entregarle una carta a su hermana, pero el personal de seguridad se lo impidió. The Times mantiene que durante ese episodio, Scotland Yard se reunió con Samantha en el FTAC (The Fixated Threat Assessment Centre), un centro en el que se evalúa psicológicamente a personas que representan una amenaza para figuras de relevancia pública con el objetivo de ofrecerles la atención psicológica necesaria para evitar que hagan daño a la comunidad. Tras dicho encuentro se decidió incluir a la hija mayor de Thomas Markle en la lista de ‘personas obsesivas’.

Mientras que los duques de Sussex no se han pronunciado al respecto, la reacción de Samantha no se ha hecho esperar. Markle asegura que nunca ha estado en Kensington, que no es una persona obsesiva y que no se ha reunido jamás con nadie de Scotland Yard. Está claro que las apariencias engañan.