La maleta de Meghan Markle en Marruecos: de la alta costura a su atuendo más ‘pobre’

Meghan Markle está a punto de regresar de Marruecos, tras dos días de viaje oficial. Ha lucido cinco looks distintos y te desgranamos los detalles de ellos y alguna anécdota más que te resumen su viaje

Dos días dan para mucho y sino que se lo digan a Meghan Markle, que en su viaje exprés a Marruecos ha tenido la oportunidad de lucir hasta 5 looks distintos. Un atuendo para viajar, otro para brillar y otro para no robar protagonismo, pasando por otros menos boyantes. La mujer del príncipe Harry ha medido con tiento los estilismos con los que quería llamar la atención a todos en el país alauita, tan solo días después de que la Reina Letizia se llevase todas las alabanzas por su maleta.

Más modesta era la maleta de Meghan Markle, pero vamos a ver qué se llevó en su viaje oficial a Marruecos, en qué acertó y en qué nos dejó fríos. Todos sus estilismos, al detalle.

13Aterriza con un impresionante Valentino rojo

Meghan Markle no defraudó a nadie en su primera puesta de largo en Marruecos. Su aterrizaje estilístico vino sellado por las buenas artes de Valentino. Se trataba de un vestido rojo a la altura de las rodillas, con una discreta capa bordada, manga francesa y corte evasé con el que sacó partido a su embarazo, porque le dio la oportunidad de presumir de barriguita.

12¿Por qué ha elegido este vestido para comenzar?

Muchos han entendido que Meghan Markle quiso hacer un guiño a la bandera marroquí para dar comienzo a su viaje oficial de dos días. El rojo protagonizó su primer estilismo, algo extraño en ella, dado que no es habitual verla vistiendo prendas de este tono tan llamativo, decantándose más por apuestas más discretas, como el marrón, el negro o el azul marino y el gris.

11El bolso, también de Valentino

Si conjuntar es un arte, Meghan Markle es una artista. Supo sacar partido al rojo pasión de su vestido de Valentino con detalles en color beige. Así fue con el bolso, firmado por la misma compañía que el vestido.

10A los pies de Meghan Markle

Como zapatos, Meghan Markle se calzó unos stilettos de Gianvito Rossi.

9El look más ‘sport’ de Meghan Markle

La duquesa de Sussex se despertó a la mañana siguiente con ganas de lucir un atuendo más sencillo, menos pretencioso y, sobre todo, más cómodo. Se puede decir que fue su look de relax, ese con el que no apostó demasiado, pero ganó en salud, porque se bajó de los tacones, dejó a un lado los vestidazos y simplemente apostó por su personalidad como el mejor complemento.

8Regresó a casa con un tatuaje de henna

Meghan Markle ha quedado fascinada con la cultura marroquí y ya ha expresado su deseo de regresar de visita cuando su hijo haya nacido. De hecho, no dudó en tatuarse la mano con henna, un detalle de estilo con gran significado para las mujeres de Marruecos. El simbolismo del motivo que decidió hacerse se centra en la alegría y la felicidad.

7Meghan, la estrella de cine y no la royal

En su segunda jornada, por la tarde, Meghan Markle renació. Volvió a demostrar que su estilo es personal, tiene mucho carisma y está influenciado por Hollywood. Ese día fue más celebrity que royal. Y acertó.

6Un caftán, siguiendo la estela de Letizia

Meghan Markle confió en el ejemplo que le dio dos semanas antes la Reina Letizia en el mismo escenario. Si quería acertar, un caftán sería su mejor aliado. Y así hizo con un diseño de Dior para su cita con el embajador de Reino Unido en Rabat, Thomas Reilly. De alta costura, diseñado por María Grazia Chiuri, en color champán, con escote redondo y un ribete con pedrería que le ofrecía más brillo si cabe.

Leer más: Meghan reaparece deslumbrante tras su polémico “baby shower”

5Y este fue el caftán que lució Letizia

4Los complementos, caros, por supuesto

No se escatimó en gastos para esta cita. Además del caftán de alta costura salido de los talleres de Dior, Meghan Markle eligió como complementos un bolso y unos zapatos de la misma compañía. ¿Su precio? 800 euros el bolso y 500 los zapatos.

3La princesa que susurraba los caballos

En su cita más campera, en la Federación Real Ecuestre de Rabat, Meghan Markle volvió a primar la comodidad a la elegancia. Con ello, se enfundó unos pantalones vaqueros en color negro, un jersey premamá de rayas al más puro estilo marinero, unas botas de tacón y su mejor sonrisa.

Leer más: La princesa que susurra los caballos (y los pasteles)

2La última parada en su viaje

Para poner el broche final a su paso por Marruecos, Meghan Markle y el príncipe Harry acariciaron su paladar con las mejores propuestas gastronómicas del país. Lo hicieron de la mano del prestigioso chef Moha.

1El look con el que se despide de Marruecos

Para despedirse de sus anfitriones, Meghan Markle confió en un sencillo vestido drapeado en color negro y de corte asimétrico. Por si refrescaba un poco, se cubrió con una blazer en color hueso de Altuzarra. Para pisar con fuerza, unas sandalias en color negro de medio tacón firmados por Manolo Blahnik.