El funeral de Estado de Isabel II nos ha brindado numerosos momentos para el recuerdo. Desde las lágrimas del Rey Carlos III en la Abadía de Westminster frente al féretro de su madre, la asistencia de los Reyes  Felipe Letizia, junto a los eméritos, don Juan Carlos y doña Sofía o el deslucido papel del príncipe Harry en la ceremonia. A todos estos instantes se suma uno que ha conmocionado de manera especial en el Reino Unido. Se trata de la princesa Charlotte, hija del príncipe Guillermo y Kate Middleton, quien ha arrancado a llorar, desconsolada, rota por la muerte de la soberana.

«Numerosas personas se quedaron devastadas después de que se viera a la princesa Charlotte llorando en el funeral de estado de su querida bisabuela. Kate, Princesa de Gales, fue fotografiada consolando a su pequeña hija mientras rompía a llorar frente a la Abadía de Westminster después de la conmovedora ceremonia para la Reina», destaca el ‘Daily Express’.

La hija de los Príncipes de Gales, «abrumada por la emoción»

«Claramente abrumada por la emoción, se podía ver a Charlotte con las manos en su rostro», destaca el citado medio. Las lágrimas de la princesa Charlotte se produjeron mientras el ataúd de Isabel II se detenía al final mientras pasaba del ‘Gun Carriage’, donde ha sido trasladada en el centro de Londres, al coche adonde ha sido llevada al castillo de Windsor. Además del dolor, la pequeña ha procurado estar lo más pendiente posible de la ceremonia. La niña, que ha tomado al pie de las letra las instrucciones sobre la jornada, ha sido captada también mientras le decía a su hermano George qué debía hacer al ver el ataúd de su bisabuela: «Ahora tienes que inclinarte».

Cabe destacar que los hijos de los Príncipes de Gales han participado por primera vez en los actos programados tras la muerte de la que fuera reina de Inglaterra durante 70 años. A lo largo de los últimos días, Kate Middleton ha dado algunos detalles de cómo están viviendo sus hijos el fallecimiento de su bisabuela, Isabel II. Así, ha desvelado lo que le dijo su hijo menor, Louis, de cuatro años, al conocer el fallecimiento de la soberana: «Louis dijo que, al menos, la bisabuela está ahora con el bisabuelo», contaba hace unos días visiblemente emocionada.

Los tres hijos de Kate y Guillermo han estado muy unidos siempre a su bisabuela, por lo que el matrimonio ha decidido que sus dos hijos mayores, George y Charlotte, participen en el funeral de Estado de su bisabuela. Un día muy emocionante para todos e incluido para los pequeños de nueve y siete años, respectivamente.

COMIENZA LA PROCESION CON HONORES A WINDSOR
GTRES

El entierro de la reina Isabel II tendrá lugar en la tarde del lunes en la capilla de San Jorge, dentro del castillo de Windsor, a las 19:30 hora local (18:30 GMT). En esta ocasión, el servicio religioso lo ha realizado el decano de Windsor y el coro de la capilla cantará durante el mismo. En la ceremonia, antes del himno final, la corona imperial, el orbe y el cetro, que hasta ahora se mantenían junto a la reina, se depositarán en el altar. El rey Carlos III ha colocado el estandarte del regimiento de infantería de los Guardias Granaderos (Grenadier Guards) sobre el féretro, mientras que el Lord Chamberlain -el funcionario con mayor rango de la casa real- ha roto su vara de mando y la ha depositado encima del ataúd. Tras esto, en un entierro privado, el cuerpo de Isabel II descansará junto a los restos de su padre, el rey Jorge VI, en la capilla que lleva su nombre.