Misterio resuelto: todos los detalles del bebé más esperado

Al fin vemos la carita del primer hijo de Harry y Meghan y descubrimos una nariz respingona y un tono pelirrojo que nos recuerdan a alguien...

Tras mucho tiempo de incertidumbre, al fin hemos podido conocer al primer hijo de Harry de Inglaterra y Meghan Markle. Los duques de Sussex lo han presentado al mundo en el hall de San Jorge del Castillo de Windsor, un escenario muy royal, y ahí hemos descubierto su rostro. ¿A quién se parece?

Así es el Bebé Sussex. Harry y Meghan presentan a su hijo.

¿Cómo se las apañan Harry y Meghan como padres primerizos?

8Los duques, más ‘royals’ que Guillermo y Kate

Llama mucho la atención que para esta primera aparición hayan escogido un marco tan ceremonioso, precisamente cuando la pareja se ha distinguido por su actitud informal y siempre ha expresado sus deseos de comportarse con naturalidad y cercanía. En contraposición con el posado de Guillermo y Kate tras los nacimientos de cada uno de sus tres hijos, a las puertas del hospital St. Mary de Londres, el castillo de Windsor parece más digno de un Heredero.

7Un toque pelirrojo

Lo importante es que al fin sabemos cómo es el primer hijo de los duques de Sussex. Tras muchas apuestas y conjeturas, el bebé ha aparecido plácidamente dormido envuelto en una mantita blanca, con un gorrito de punto a juego, y en lo poco que nos han dejado ver observamos un gran parecido con su padre. Sobre su color de piel, al ser la madre de origen afroamericano, también se ha resuelto otro de los «misterios»: de momento el bebé es más bien blanquito y hasta algo pelirrojo, como su padre.

6La feliz mamá: «El bebé es muy dulce y tranquilo»

Las primeras declaraciones de la feliz madre no podían ser de otra forma respecto a la meternidad: «Es algo mágico y bastante increíble». Y ha añadido: «Tengo a los dos mejores chicos del mundo, así que estoy muy feliz. El bebé tiene un carácter muy dulce, es muy tranquilo». Una frase a la que Harry ha replicado muy simpático: «No sé de dónde ha sacado eso».

5El lujoso look de Meghan

Fiel a su estilo, Meghan Markle ha comparecido tras dar a luz con un rostro radiante y todavía acusando los efectos de un parto reciente. Su estilismo ha sido en blanco, como su hijo, a base de un vestido de efecto chaleco de Givenchy, la misma firma que vistió en su boda y tantas otras veces, y zapatos en crudo de Manolo Blahnik. Y con la melena suelta, marca de la casa.

4El bebé aún no tiene nombre

Pese a todo, los padres parece que se resisten a darnos el nombre del bebé. Harry aseguraba tras su nacimiento que «aún estamos pensando nombres». Dos días después, si lo han decidido o no en privado, todavía está por darse a conocer.

3Cuentan su experiencia como padres primerizos

El niño ha ido en todo momento en brazos de su padre, pero con Meghan muy pendiente. Son padres primerizos, y aunque Meghan ha dicho que estos primeros dos días de vida de su hijo «han sido mágicos», todavía tienen que acostumbrarse a lidiar con un bebé. Según el príncipe: «La experiencia de ser padre es genial, pero en estos casi tres días estamos tan emocionados y llenos de alegría… Queremos pasar un poco de tiempo especial solo con él mientras empieza a crecer».

2El anuncio oficial

Así nos comunicaban los duques de Sussex la llegada de su primer hijo: ¡It’s a boy! Es un chico. Las especulaciones terminaban, por fin, sobre el sexo del bebé. Y es que se hizo esperar un poco. Meghan llevaba más de una semana fuera de cuentas. El niño nació a las 05:26 horas de la mañana y pesó 3,300 kilos. Aún no han confirmado de manera oficial si el parto tuvo lugar en su residencia de Frogmore House o en un hospital, tal y como apuntan los medios británicos.

1El orgulloso papá: «Es una monada»

Pasadas las tres de la tarde del 6 de mayo, el príncipe Harry salía a hablar con los medios. En sus primeras declaraciones como padre mostraba su innegable orgullo. Había estado presente en el parto y apenas había dormidos dos horas, pues Meghan había empezado con los dolores en la madrugada. «Me siento muy orgulloso de mi mujer. El bebé es una cosita para morirse. Está para comérselo. Ha sido la experiencia más increíble que podía haber imaginado», comentó con una gran sonrisa.