Hoy día 10 de junio Felipe de Edimburgo, marido de la reina Isabel de Inglaterra, cumple 99 años y en el Reino Unido todos se han volcado con la celebración, aunque sea todavía en condiciones de confinamiento. El duque llega a esta avanzada edad tal y como vemos en una nueva fotografía facilitada por Buckingham, en la que se ve al cumpleañero posando junto a su esposa (de 94 años) en el jardín frente al Castillo de Windsor, donde la pareja está pasando todo este periodo de emergencia sanitaria. De pie, sonrientes y con excelente aspecto. Está claro que la familia Windsor está hecha de otra pasta.

felipe de edimburgo, reina isabel

La fotografía fue tomada la semana pasada, según indican las fuentes oficiales, y es la mejor manera de comprobar cómo se encuentra el duque de Edimburgo. Y es que, a diferencia de la soberana, a él no se le ha visto en ningún momento durante la pandemia. La reina tuvo que cancelar todos los actos oficiales de su agenda debido a esta situación, y más teniendo en cuenta que ella pertenece a un sector de población de máximo riesgo.

Precisamente por este motivo se decidió que tanto Isabel II como su esposo salieran del palacio de Buckingham en Londres (donde algunos empleados dieron positivo en coronavirus) y se aislaran en Windsor, una de sus residencias favoritas. Desde ahí pronunció un mensaje televisado a la nación y ha desarrollado otras actividades informativas en relación con la Covid-19. En el plano más personal, muchos analistas señalan con cierta ironía que el matrimonio (llevan casados 73 años) ha pasado más tiempo viviendo bajo el mismo techo en este confinamiento que en muchos años…

UN DUQUE CON POLÉMICA

El hecho es que, ateniéndonos a esta nueva imagen, Felipe de Edimburgo muestra una planta envidiable para alguien con casi un siglo a su espalda. Conservando su altura y apostura, con la espalda recta e impecablemente vestido con traje de doble botonadura y corbata de rayas, el duque desmiente así los posibles rumores sobre su mala salud. Hay que recordar que decidió retirarse de la vida pública en 2017 y que desde entonces disfruta de una relajada, y merecida, jubilación.

También ha tenido que superar algunos problemas de salud en los últimos años, con ingresos hospitalarios incluidos, que siempre ha logrado remontar dando ejemplo de una privilegiada genética. Hace dos años incluso tuvo un accidente de coche cuando él mismo conducía, del que salió ileso, pero por el que pidió perdón públicamente a los heridos del vehículo contra el que colisionó. La reina, por su parte, luce un vestido floral de su diseñadora de cabecera, Angela Kelly, y el broche de diamantes Cullinan V junto a un collar de perlas.

FELICITACIONES DE LOS WINDSOR

felipe de edimburgo, kate middleton

Por supuesto, en esta jornada Felipe de Edimburgo ha recibido las felicitaciones de muchas personas, las primeras de parte de su familia. Sus nietos el príncipe Guillermo y Kate Middleton se adelantaban desde sus cuentas en redes sociales subiendo algunas fotos entrañables y deseándole un Feliz 99 Cumpleaños. En una aparece el duque saludando junto a la duquesa de Cambridge en un evento público en 2016, y en otra muy sonriente junto a su nieto captada durante la final de la Copa del Mundo de Rugby en 2015.

felipe de edimburgo

Tampoco se han olvidado de felicitarle su hijo mayor, el príncipe Carlos, y la esposa de este, Camilla de Cornualles. En su caso han elegido otras dos fotos muy cariñosas. Una de padre e hijo mirándose entre sonrisas y otra de carácter más nostálgico, en blanco y negro, que muestra al heredero cuando era niño navegando en una lancha junto al duque durante la Regata Cowes, en la isla de Wight, en 1957.

Carlos de Inglaterra, de 71 años, también está aislado lejos de sus padres, en concreto en su residencia campestre de Birkhall, en el estado de Balmoral, en Escocia, donde además el príncipe ha superado el coronavirus.

felipe de edimburgo

Felipe de Edimburgo se mantiene en forma dentro de sus posibilidades. Le encanta la vida en el campo. De hecho suele pasar mucho tiempo en su casa-granja de Wood Farm, en Sandrigham. Además disfruta de la lectura, la escritura y la pintura. Así como a la reina Isabel se le ha visto recientemente montando a caballo, parece que esta afición ya no es para el duque, un antiguo apasionado deportista del polo a caballo.

La celebración de este 99 cumpleaños va a ser necesariamente discreta, con los miembros de los Windsor separados, aunque quizás unidos virtualmente. Por  no hablar de la complicada situación legal de su hijo el príncipe Andrés y de los duques de Sussex, huidos de la familia… Hombre de fuerte carácter y personalidad, su papel secundario en la Corona británica le trajo más de un quebradero de cabeza a su matrimonio, pero Felipe e Isabel han resistido firmes al paso del tiempo.

felipe de edimburgo