El secreto jamás contado de la corona del príncipe Carlos

Este lunes, la reina Isabel II celebró una fiesta con motivo del 50 aniversario en el que Carlos de Inglaterra fue coronado como príncipe de Gales. Un momento histórico para todos los británicos. Fue en 1969 cuando la reina Isabel colocó a su hijo en en el Castillo de Caernarfon esta corona de oro, que para sorpresa de todos, ahora se descubre un secreto en torno a la Corona jamás contado y que ni el propio Carlos de Inglaterra conocía. ¿De qué se trata?

Leer más: La Familia Real británica hace piña tras los rumores de crisis

5El heredero celebró una fiesta por el 50 aniversario de su coronación

David Mason fue el hombre que fabricó esta pieza y ahora ha querido revelar un dato sorprendente que ha dejado a todos boquiabiertos. Se trata de que esta contiene una pelota de ping pong bañada en oro en la orbe de la misma. Algo insólito que ni el propio monarca conocía hasta el momento que el artista lo ha desvelado.

4Se ha desvelado el secreto jamás pensado de su corona

David Mason, de ahora 74 años, es un gerente de investigación química que realizó la Corona, que fue diseñada por el célebre orfebre Louis Osman. El primero además ha desvelado que el original se rompió y se tuvo que realizar una segunda rápidamente. Además que nunca le pagaron por su trabajo y únicamente le dijeron que se sintiera satisfecho por las felicitaciones que recibiría por el arduo trabajo.

3Fue investido en 1969 por su madre, la reina Isabel II

Fue Mason, con tan solo 28 años, quien recibió una llamada de Louis Osman para encargarle este complicado trabajo. El hijo de la reina Isabel II deseaba un diseño ovalado que se ajustara a un «joven moderno» y en el que se viese su corte de pelo y sus orejas. Ya que la original siempre era puesta con peluca, y al probársela el heredero se le deslizaba.

2Él pidió una corona ovalada para un «joven moderno»

Los joyeros de la corona presentaron una propuesta pero que fue rechazada por el Gobierno laborista de Harold Wilson al ser demasiado ostentosa. A tan solo cuatro meses de la investidura, tuvieron que trabajar en la nueva Corona, que a pesar de quedar perfecta, se desintegró en sus manos cuando fue golpeado con un sello.

1Esta es la segunda que hicieron, la primera se desintegró

Fue entonces cuando realizaron una segunda versión (y actualmente la que conocemos). «Con solo unos días para el momento de la investidura, estaba viendo un partido de ping pong en la televisión. Cuando de repente se me ocurrió electroformar una pelota de ping pong», ha desvelado.