Un día después de su proclamación como Rey de Inglaterra, Carlos III ha regresado al Palacio de Buckingham para continuar con sus reuniones con diferentes personalidades políticas. A su llegada a la que será su residencia oficial en Londres en los próximos días, el monarca ha roto a llorar al ver la ovación que ha recibido de las miles de personas que se han congregado a las puertas.

Abrumado por todo lo que está viviendo, el Rey Carlos III se ha mostrado emocionado por ver el cariño y el aplauso de las personas y curiosos que se han congregado a las puertas del Palacio de Buckingham. Por ello, saludando a todos, hemos podido verle con los ojos vidriosos y sonriendo a su pueblo. Al igual que Camilla, que iba detrás de él en otro vehículo. Unas imágenes conmovedoras con las que nos hacemos una idea de cómo está viviendo este difícil, aunque histórico, momento.

El viernes, tanto el Rey Carlos III como la Reina consorte Camilla se daban un baño de masas y se bajaban de sus vehículos para saludad en primera persona a todos los allí presentes. Las personas allí agolpadas se lanzaban a darle la mano y abrazos y no dudaban en darles su pésame por la muerte de Isabel II. Después, hacían su entrada en el Palacio a pie para grabar así su primer discurso como soberano.

Carlos III
Gtres

A lo largo de estos días, Carlos III se ha reunido con varios representantes políticos del país y de la Commonwealth. A partir de mañana, iniciará una gira que le llevará a las diferentes naciones del Reino Unido para recibir los pésames de su pueblo. Este lunes, 12 de septiembre, tanto el Rey como Camilla viajarán hasta Edimburgo para velar a Isabel II. 

Carlos III sigue los pasos y las enseñanzas de su madre

En su discurso como Rey, Carlos III dejó muy claro que iba a seguir los pasos de su madre e iba a aplicar todas las enseñanzas que había aprendido a lo largo de todo este tiempo. El monarca hacía hincapié en su profunda vocación de servicio al pueblo británico e insistía en que le consolaba que ahora su madre se reuniría con su querido padre. «Mi madre dio un ejemplo de amor eterno y de servicio desinteresado. El reinado de mi madre fue inigualable en cuanto a su duración, dedicación y devoción. Incluso cuando sufrimos, damos gracias por esta vida tan fiel. Soy profundamente consciente de esta profunda herencia y de los graves deberes y responsabilidades que ahora me traspasan», aseguraba el monarca. De la misma forma, indicaba que ahora no podría estar tan activo en todas las causas sociales en las que se ha personado y que será la Reina consorte, Camilla, quien le ayudará en ese papel.

¿Cuántos años tiene Carlos III?

Tiene 73 años.