Así es como Isabel II evita ser envenenada con la comida

Antes de que la reina Isabel II se lleve un trozo de comida a la boca, un paje de Buckingham elige un plato al azar para evitar un posible envenenamiento.

Que un rey pase a mejor vida por ingerir un plato envenenado suena a relato medieval, pero nada más lejos de la realidad: en pleno siglo XXI, morir por envenenamiento sigue siendo una amenaza real para los ‘royals’. Para evitar el posible fallecimiento de uno de sus miembros por una causa tan trágica, la Casa Real británica pone en práctica una vieja costumbre. Un paje elige de Buckingham un plato al azar una vez que están todos servidos antes de la que Reina Isabel II se lleve un trozo de comida a la boca.

Las trabas de Isabel II a los planes de boda de Beatriz de York

8Así se evita una posible manipulación de la comida ‘real’

El documental ‘Secrets of the Royal Kitchen’ ha revelado un dato muy curioso sobre la manera en la que la reina de Inglaterra evita ser envenenada cada vez que tiene un almuerzo o cena oficial o de Estado. Y lo hacen de una manera tan sencilla como tradicional: el equipo de pajes del Palacio de Buckingham tiene un manera muy perspicaz para detectar cualquier anomalía o manipulación en los alimentos.

El escándalo sexual de Andrés de Inglaterra que pone en jaque a la monarquía británica

7Un paje elige un plato al azar

Según el reportaje, un paje es el encargado de elegir un plato al azar de todos los que se preparan. El plato elegido es el que finalmente degustará la monarca. De este modo, nadie puede saber cuál será el plato de la reina. Si alguien tuviera intención de envenenarla tendría que tocar la comida de todos los invitados o asistentes a un evento que cuente con la presencia de Isabel II.

Los secretos del armario de la reina Isabel II, al descubierto

6Todos deben comer al ritmo de la reina Isabel

Otra de las cosas que ha revelado el documental es que, cuando Isabel II asiste a un banquete o cena oficial, el resto de invitados no puede terminar de comer antes que ella. Por increíble que parezca, hay que seguir su ritmo y terminar de comer al mismo tiempo que la reina.

La reina Isabel abre su corazón a su diseñadora en un libro sin precedentes

5Isabel y la supervisión de los menús

El reportaje muestra cómo Isabel II supervisa la comida que se sirve en el palacio, ya que prueba personalmente los distintos menús que presentan los cocineros. Si hay un plato o propuesta culinaria que no resulte de su agrado, lo elimina de la lista. Y queda definitivamente fuera del menú.

Meghan Markle no es la única: todas las veces que Harry ha sido protagonista de un escándalo

4Sus alimentos más odiado: el ajo y la cebolla

En este sentido, los mejores chefs de Inglaterra saben que hay un alimento prohibido para Isabel II: las cebollas. “No podemos servir nada con ajo o demasiadas cebollas”, declara en el documental el ex chef de la reina Darren McGrady, que trabajó para la familia real durante 15 años.

Isabel II ejerce de abuela y habla de la relación con sus bisnietos

3El estricto protocolo en las comidas o cenas con la reina

La Casa Real británica es muy estricta en materia de protocolo. Por eso, los invitados o comensales que comparten mesa y mantel con Isabel II deben cumplir a rajatabla una serie de normas para no romper las reglas. Por ejemplo, nadie puede sentarse antes de que la reina lo haya hecho. Tampoco nadie puede empezar a comer antes de que Isabel pruebe bocado.

Hablamos con la mujer a la sombra de la Reina Letizia durante 365 días

2Isabel II cena delante del televisor

Cuando está en su dormitorio de palacio, la cena Isabel II tiene la costumbre de cenar igual que lo hacen muchos mortales: sentada delante del televisor. Este dato se conoce ya desde hace décadas, pero sigue resultando sorprendente. “Cena en una bandera mirando la televisión porque le resulta acogedor y cómodo”, explica Lady Colin Campbel, biógrafa real.

No te imaginas lo que tienen en común Alba e Isabel II

1Bebe ginebra antes de cenar

Otro dato sobre las costumbres culinarias de la reina que revela el documental es su costumbre de beber ginebra y dubonnet -una bebida hecha con vino dulce- antes de cenar. Esta bebida, que contiene hierbas, especias y quinina, era la favorita de la Reina Madre, que tenía la costumbre de tomar este combinado antes de las comidas.

Las tretas de Harry y Meghan para hacer como Felipe y Letizia