Los Reyes de Bélgica y sus hijos, tres años haciendo el Camino de Santiago

Felipe y Matilde han instaurado una tradición: las vacaciones de Semana Santa las pasan haciendo el Camino de Santiago como discretos peregrinos. Este año recorren a pie el Camino Francés.

Los Reyes de Bélgica hacen gala de una gran religiosidad y espiritualidad. Y lo demuestran. Un ejemplo de ello es su atracción por el Camino de Santiago, al que llevan acudiendo los tres últimos años, haciendo diferentes recorridos. Por supuesto, junto a ellos van sus cuatro hijos. Estos días de Semana Santa han vuelto a vestirse de peregrinos…

7La Familia Real, unida

Felipe y Matilde se casaron en 1999 y son padres de cuatro hijos: la Heredera Elisabeth, de 17 años; Gabriel, de 15; Emanuel, de 13; y Leonore, que acaba de cumplir 11. Siguiendo la tradición de la monarquía belga, la pareja ha educado a sus pequeños en los preceptos del Cristianismo. Bélgica es un Estado pluriconfesional, pero los Reyes de los belgas son claramente católicos.

Matilde de Bélgica saca la artillería pesada en Portugal.

Elisabeth de Bélgica empieza sus estudios en Reino Unido. 

6Haciendo el Camino

Ya en 2017 la Familia Real sorprendió por primera vez viajando a España para pasar unos días haciendo el Camino de Santiago, coincidiendo con las vacaciones de Semana Santa. En esa ocasión se centraron en la llamada Ruta de Navarra. Entonces les acompañaron sus hijos Gabriel y Emanuel y todos se alojaron en el hotel hotel Tximista de Estella. Tan discretos fueron, pese a estar respaldados por un pequeño dispositivo de seguridad, que apenas les reconocieron… Según algunos testigos, eran un matrimonio muy agradable y hablaban perfectamente español.

5Vacaciones místicas

La experiencia fue tan satisfactoria que al año siguiente repitieron. Y avanzaron kilómetros por otra ruta entre Álava y Logroño, y llegaro hasta el pueblo de Nájera y recalaron en Navarrete. Su intención es dotar a estas fechas tan señaladas para los cristianos de un contenido verdaderamente religioso. Otras veces, cuando los niños eran más pequeños, optaban por esquiar en Los Alpes.

4Muy discretos

Su estancia suelen combinarla con su visita a las iglesias y a disfrutar de algunas procesiones. En 2017 fueron a la del Santo Entierro el Viernes Santo en Estella. Pertrechados con ropa cómoda y calzado adecuado, mochilas con víveres y agua y hasta bastones para caminar, el grupo pasa bastante inadvertido entre el resto de peregrinos del Camino.

3Celebrando el 11 cumpleaños de la benjamina

Además, estas vacaciones han coincidido con el 11 cumpleaños de la princesa Leonore, la pequeña de la familia, que los celebró el 16 de abril. La niña guarda un enorme parecido con su padre.

2Parte del Camino Francés

Este año la Familia Real belga ha elegido recorrer parte del llamado Camino Francés, entre Burgos y Palencia. Según ha publicado el Diario Palentino, este Miércoles Santo los Reyes con sus hijos y algunos amigos andarán alrededor de los 30 kilómetros de la ruta jacobea burgalesa. El Jueves Santo sus pasos les conducirán por la provincia de Palencia, cubriendo otros 28 kilómetros desde la localidad de Itero de la Vega.

1Conexión con España

El Rey Felipe, que también acaba de cumplir años, 59, el pasado 15 de abril, está en plena forma. Su especial conexión con España viene de lejos, ya que la esposa de su tío el rey Balduino, la reina Fabiola, era española, y pasaban sus vacaciones en su residencia de Motril (Granada). Él mismo tuvo una novia española en su juventud. Matilde de Bélgica y sus hijos también se han sumado a su pasión por nuestro país.