Fabiola, una española en el trono belga

La reina Fabiola de Bélgica se ha convertido a lo largo de los años en un símbolo para su país. Casada con el rey Balduino durante 33 años, esta aristócrata española supo ganarse el cariño de los belgas. Tras la muerte del soberano, el 31 de julio de 1993, su cuñado, el rey Alberto II, creó un tratamiento especial para ella como reina viuda, un gesto sin precedentes en la realeza europea que denota la importancia de su figura.

La historia de amor de Fabiola y Balduino estuvo marcada por la imposibilidad de tener hijos, lo que lejos de generar diferencias entre ellos los unió más si cabe. Entregados el uno al otro, pudieron dedicar gran parte de su  tiempo, además de a sus obligaciones de Estado, a labores filantrópicas. La infancia y los niños desprotegidos fueron prioritarios para el matrimonio real, que, quizás así, vieron suplida la falta de hijos propios.

 

11La pedida de mano de Fabiola

la-pedida-de-mano-de-fabiola

El 17 de septiembre de 1960, en el castillo de Ciergnon, Balduino presentó a su futura esposa, la española Fabiola de Mora y Aragón, a la que había conocido cinco años antes. La intervención de su confesor fue decisiva para que el llamado «rey monje» se decidiera a dar el paso del matrimonio.

10Boda televisiva

boda-televisiva

El 15 de diciembre de 1960, Fabiola y Balduino se casaron en la catedral de Santa Gúdula  en Bruselas. Fue la primera boda real retransmitida por Eurovisión y en España se vendieron esos días miles de televisores. La nueva reina lució un vestido diseñado por Balenciaga que debutaba como modisto real.

9Diadema histórica

diadema-historica

El mismo día de su boda, Fabiola lució la diadema completa que había pertenecido a la reina Astrid, madre de su marido, Balduino. En oro blanco y diamantes, está considerada como la diadema de las reinas de los belgas y actualmente solo la utiliza su cuñada, la reina Paola, casa con el rey Alberto II.

8Unidos a España

unidos-a-espana

Fabiola no perdió nunca sus raíces españolas e influyó en que Balduino terminara enamorándose de nuestro país. Los vemos en 1961 a su llegada a San Sebastián, donde pasaron algunos veranos ya que la reina tenía familia allí. Finalmente se compraron una casa en Motril, Granada, que fue su refugio y el lugar donde Balduino falleció el 31 de julio de 1993.

7Fabiola y Paola, dos estilos de mujer

fabiola-y-paola-dos-estilos-de-mujer

Mientras Fabiola se distinguió por un estilo más sobrio y clásico, su cuñada Paola fue una  de las princesas más atrevidas de su época. Su relación fue distante durante años, aunque con el paso de los años se produjo un acercamiento, especialmente cuando Paola y su marido se reconciliaron, después que se separaran a mediados de los años 60.

6El mejor apoyo

el-mejor-apoyo

En sus 33 años de matrimonio, Fabiola fue el mejor apoyo con que contó Balduino. Al no tener hijos, pudieron dedicarse con absoluta exclusividad a tareas sociales con la creación de orfanatos ya que los niños más desfavorecidos fueron siempre su maxima preocupación.

5Amor eterno

amor-eterno

En 1970, Fabiola y Balduino visitaron la India y se fotografiaron ante el Taj Majal, símbolo del amor eterno que ellos mismos encarnaban. Todavía estaban ilusionados con tener hijos y asegurar la sucesión, lo que finalmente no sucedió, aunque su relación nunca se vio deteriorada por esta circunstancia.

4Una misma forma de ver la vida

una-misma-forma-de-ver-la-vida

Los reyes de los belgas compartían un profundo sentido religioso que llevó al monarca en el 29 de marzo de 1990 a dejar el trono por 36 horas para no sancionar la ley del aborto. Fabiola tenía las mismas convicciones y apoyó este gesto sin precedentes en la realeza de su marido.

3La viuda blanca

la-viuda-blanca

Balduino falleció el 31 de julio de 1993, en Motril, Granada, y  fue enterrado en el panteón de Laeken. Sus funerales congregaron a buena parte de la realeza europea y la propia Fabiola pidió que las mujeres vistieran de blanco, como ella misma. Aunque trató de mantener la entereza, no pudo reprimir las lágrimas, lo que conmovió a todo el país.

2Grandes amigos

grandes-amigos

Fabiola sigue manteniendo una estrecha relación con los reyes de España y nunca olvidó que don Juan Carlos se encargó del traslado de los restos de su marido desde Granada hasta Bruselas. En la foto vemos, en febrero de 2009, a los tres soberanos con Felipe, el heredero belga, también muy unido a la casa real española.

1Reina viuda

reina-viuda

El rey Alberto dispuso para su cuñada el tratamiento de reina viuda inexistente hasta entonces en la realeza europea. Fabiola apenas participa en la vida oficial, pero mantiene intacto el cariño de los belgas, que siguen considerándola como la mejor de las soberanas que han tenido en su reciente historia.