Después de la resaca de los Premios Princesa de Asturias, Letizia ha reaparecido esta mañana para cumplir con tres audiencias en el Palacio de La Zarzuela. La última de ellas era con la ejecutivas y consejeras españolas, y la Reina parece que ha querido mimetizarse con ellas escogiendo un atuendo puramente working girl, es decir, de mujer trabajadora, pero de las que llevan cartera con agenda bien cubierta dentro.

Para ello ha sacado del armario este traje de chaqueta y falda en color granate de Hugo Boss (600 euros), que estrenó en septiembre de 2009 en un viaje a Nueva York. El concepto me parece perfecto para la ocasión y me gustan particularmente las hechuras de la chaqueta, con el corte en la cintura y el bajo redondeado.

Letizia

Por debajo ha lucido una sobria blusa en color crema desabrochada, para restarle seriedad, y sus preciosos zapatos de pitón de Carolina Herrera. La mezcla me parece muy acertada, aunque ya conocida.

El pelo hoy ha tocado liso. Letizia va troquelando el estilo: un día ondulado, otro liso… y así. De momento, parece que lo mantiene en línea crecimiento…

Letizia

De pendientes ha vuelto a ponerse los de Coolook de amatista y labradorita que llevó el pasado sábado en su visita al Pueblo Ejemplar de Colombres. De nuevo repite los mismos pendientes en dos actos seguidos (recordemos los largos de Tous en Milán y en otra audiencia en Zarzuela).

Quizás el hecho de tenerlos a mano hace que no quiera quebrarse mucho los cascos. En cualquier caso, el color de las joyas combina perfectamente con el traje granate, burdeos, marsala (que de todas estas maneras podemos denominar este tono tan de moda).

¿Os gusta a vosotras? ¿Creéis que le queda bien? ¿Mejor que el tan alabado Rojo Letizia?

Letizia
En esta foto se pueden apreciar sus pendientes de Coolook. Este maquillaje en tonos suaves es de los que mejor le sientan.

Letizia

La chaqueta con la abertura trasera queda de lo más graciosa. Y el contraste con los zapatos de pitón, una buena idea.