Más animada, pero sin tirar cohetes

… Decíamos ayer que si se iba al convento… Que era un suponer, un decir, una licencia “poética”. Por supuesto que las monjas no visten así, con chaquetas rojas y faldas de pata de gallo, aunque El Papa Francisco haya introducido cierto aperturismo… No, claro. Creo que todos entendéis de lo que se trata. Letizia está sobria. Y así sigue. Aquí las pruebas…

Hoy los Reyes Felipe y Letizia han presidido la reunión del Patronato de la Fundación Princesa de Girona, de la que es presidenta de honor su hija Leonor, pero que a sus 12 años no es cuestión de que se meta en asuntos de balances, cuentas y actuaciones a seguir para el año que viene. La cita tenía lugar en el Palacio Real. A lo grande. 

Pero el estilismo ha sido de los “pequeños”. Otro de los de reunión. Ayer eligió el perfil monjil y este mediodía ha preferido echarle un poquito más de ganas.

¿Veis medias o no? Yo no sé…

Realmente en este sentido solo puedo hablar de la falda, lo único nuevo. Un modelo de estilo lápiz (la tropecientos de su vestidor), de Roberto Verino, pero del año 2016, cuando también se compró la blusa con lazada y cuadros de la misma firma española. El precio es de 120 euros aproximadamente. El estampado de piel de leopardo es lo que le da ese plus, o plusecito. Porque, chicas y chicos, el resto tampoco es apasionante.

Ya conocéis la chaqueta con cinturón y hebilla lateral de Hugo Boss, y la blusa blanca por debajo con fruncido en el cuello, de la misma firma. Vistos también los pendientes de rubí. Tengo la sensación de que ha repetido mil veces esta combinación. Ah, esperad, que no es una sensación…

Letizia ha estimado que además del lado salvaje debía introducir algún elemento de color  para romper el blanco y negro, y lo ha hecho: con los salones de charol burdeos de Lodi. Pues eso, discordante. 

Destaco el pelo con mucho ondulado y un maquillaje que le presta más energía que ayer, sobre todo en los ojos. He de decir que incluso me gusta más el look de ayer que este. Sí, porque entonces fallaba la rebequita abotonada y estirada, pero esto… Pues nada, continuamos a la espera.

El próximo lunes los Reyes presiden una cena de aniversario con un diario deportivo. Esas son las veces en las que nuestra Letizia suele darlo todo. ¡Ojalá! Me aburrooooo…

La Reina, caminando hacia la próxima semana… ¡Gracias y buen finde!