Letizia volvió a apostar por su combinación preferida para la noche. Las transparencias y el negro. La Reina estrenó un nuevo modelo de Felipe Varela, un vestido con transparencias de tul con originales bordados en hilo negro, crudo y rosa candy. Nos recordaba a aquel con bordados en la espalda que tanta polémica ocasiono y que estrenó también en otro viaje a Estados Unidos.

Letizia llevaba también sus salones negros de Prada a los que últimamente saca mucho partido y que en esta caso le quedaban perfectos con el vestido.

Letizia, a su llegada ayer a la Universidad de Georgetown
Letizia, a su llegada ayer a la Universidad de Georgetown

El look de Letizia es correcto, sin embargo pensamos que la Reina «abusa» un poco de este tipo de vestidos con pedrería y transparencias; la idea es siempre la misma. Puede ser de vuelo (como el burdeos que llevó a su viaje a Francia) o de silueta tubo como es el caso.

La espalda del vestido, muy sexy y la estupenda silueta de la Reina
La espalda del vestido, muy sexy y la estupenda silueta de la Reina

El pelo lo llevaba recogido con mechones retorcidos y con ligeras ondas. No nos gustaron mucho los pendientes largos que llevaba la Reina. Eran bonitos pero pensamos que no le pegaban nada con ese vestido. Son de Mango, cuestan 9,99 euros y probablemente ya se hayan agotado. Le hubieran sentado mejor unos pendientes pequeño y pegados a la oreja ya que el vestido ya era bastantre ornamentado de por si.

Los pendientes largos y dorados eran bonitos pero no nos convencen con ese vestido
Los pendientes largos y dorados eran bonitos pero no nos convencen con ese vestido
recogiso-y-pendientes
Detalle del recogido de la Reina y de sus pendientes largos