Hemos tenido que esperar 15 días para volver a ver a la Reina Letizia en acción. Las dos semanas que tenía que cumplir de cuarentena como medida preventiva tras haberse sometido a la prueba del coronavirus, aunque esta diera negativo en su momento. Durante este tiempo ha estado ‘fuera de combate’, siguiendo a rajatabla las indicaciones médicas de aislamiento y tomas frecuentes de temperatura, para evitar riesgos para su salud y la de su familia.

La Zarzuela ahora es el bastión de los Reyes y sus hijas y en estos días lo estamos viendo más que nunca. En concreto, su despacho. Fue ahí precisamente donde ayer tarde la Reina reaparecía para salir de su confinamiento. Fue para compartir una videoconferencia junto al Rey Felipe. Y esta mañana ha vuelto al mismo escenario para realizar otras dos, con el Comité Español de Representantes de Personas con Discpacidad (CERMI) y más tarde con Cáritas. La Reina, posteriormente, también contactaba en solitario con la Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención a la Mujer Prostituida (APRAMP), precisamente en cuyo acto oficial de principios de marzo coincidió con la ministra Irene Montero, que luego dio positivo en coronavirus.

Aquí puedes ver el vídeo de la reunión de los Reyes con Cáritas:

En ambas apariciones hay rasgos comunes, de forma y fondo, con un estilo muy marcado con el que Doña Letizia nos lanza varios mensajes. Su atuendo es el mejor portavoz de unos momentos complicados para España y el resto del mundo. Ella no es ajena y parece no estar para ‘tonterías’. En su primera aparición la Reina Letizia se dejaba ver con un traje de chaqueta y pantalón azul marino, en color liso, donde solo aportaba una nota animada con el top por debajo de rayas. El estilo ‘working’ de oficina se impone para hacer llamadas y videoconferencias, como es el caso.

Esta misma mañana los Reyes volvían al despacho para continuar con estas tareas informativas de apoyo. Estos días han hablado con multitud de organizaciones solidarias, como las asociaciones contra el Cáncer y las Enfermedades Raras, de salud como Cruz Roja y con personas del sector empresarial, desde Mercamadrid a Mercadona. Para esta segunda aparición, Letizia escogía de nuevo un traje de chaqueta y pantalón. Esta vez hacía un mix con una blazer de raya diplomática que no iba a juego con el pantalón. En ambos casos, la Reina se ha decantado por un calzado bajo y cómodo. No necesita estiletos para moverse por palacio.

El resultado es estricto, serio, riguroso… Y lo mismo para su gestualidad. Acompañando a sus estilismos de oficina, ese rostro serio, preocupado y atento, ofrece muchas señales de las circunstancias actuales que están viviendo. Con la monarquía española en entredicho a causa del reciente escándalo protagonizado por el Rey Juan Carlos, la decisión de su hijo Don Felipe de ‘cortar’ con él y una crisis sanitaria de nivel mundial… todo ello se refleja en la tensión de su cara. A continuación, analizamos al detalle las últimas apariciones de la Reina Letizia en un momento muy delicado.

1Esperada reaparición

Los Reyes reaparecían juntos en la tarde del jueves 26 de marzo, tras viajar el pasado 11 de marzo a París y la posterior cuarentena de Letizia. Era la primera vez que la veíamos tras acabar su periodo de aislamiento por el coronavirus.

2Videoconferencia con Mercadona

Los Reyes realizaron una videoconferencia con los responsables de Mercadona, en la serie de contactos que están manteniendo estos días con diversos sectores para interesarse por su situación en la crisis del coronavirus.

3Un traje de chaqueta con manoletinas

La elección de estilo para su esperada reaparición fue un traje de chaqueta y pantalón azul marino con jersey de rayas, combinado con unos mocasines de ante azul marino con adorno de estribo de Uterqüe.  Este tipo de trajes suele utilizarlos desde hace años para sus reuniones oficiales de trabajo, con omnipresencia de la firma Hugo Boss.

4Rostro serio

Pero lo que más llamó la atención fue su rostro muy serio y concentrado, en el que no esbozó una sonrisa, al menos en los documentos facilitados por la Casa de S.M el Rey. La Reina desea transmitir un mensaje de compromiso de la Corona en estos momentos difíciles. Su maquillaje responde a este mensaje, muy natural y sin colores destacados.

5Melena suelta

El pelo suelto y capeado, sin más aderezos, acompaña la misma idea. Su imagen es relajada, pero sobria. En su mano sigue brillando el anillo dorado de Karen Hallam, regalo de sus hijas, con el que conecta de manera sentimental.

6Segunda videoconferencia, misma fórmula

En su aparición de este viernes, la Reina Letizia ha vuelto a repetir la misma fórmula. Un traje de corte ejecutivo, aunque formado por piezas de diferente origen.

7Chaqueta de raya diplomática

Destaca la chaqueta grisácea con raya diplomática blanca, perfecta para apoyar su mensaje de mujer profesional. Los pantalones fluidos pitillos parecen ser los mismos de la jornada de ayer, al igual que os mocasines.

8Actitud profesional

Por debajo, la Reina Leizia lleva un fino top de Hugo Boss. De nuevo, la melena suelta, peinada con raya al lado. No vemos si lleva pendientes o no. En los últimos tiempos ha apostado mucho por piezas pequeñas y discretas.

9Bolígrafos, papeles...

Letizia se acompaña además de otros ‘complementos’, como son un lápiz o bolígrafo en su mano, su móvil al lado y un vaso de agua sobre la mesa. Y todo ello junto papeles con post-it, cuadernos y la información necesaria para sus reuniones.

10Mensaje claro: estamos trabajando

Estos looks de Letizia no desentonan con las funciones que está desarrollando y son perfectamente idóneos para estar en casa, arreglada pero informal, como se suele decir. Conclusión: la Reina ha vuelto y está trabajando.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here