Doña Letizia saca su último estilismo del veraneo oficial confirmando su nueva pasión por el look adlib, típico de las Baleares.


Hace solo diez días que los Reyes y sus dos hijas aterrizaron en Mallorca para dar comienzo a sus vacaciones oficiales. Y así, casi en un suspiro, ya estamos llegando a su fin. Esta tarde Don Felipe y Doña Letizia concluyen sus actividades con su visita a Ibiza, lo cual significa para nuestro Vestidor que la Reina ha sacado el último look de su maleta de verano. Oficial, insistimos. Es su cuarta aparición en las Baleares,  solo cuatro estilismos, con los que nos deja un buen sabor de boca en general. Por tanto, ha sido una maletita pequeña, de esas de viajes ‘low cost’, pero con estrenos atinados e interesantes, que culmina en esta jornada ibicenca como no podía ser de otra manera: en modo adlib.

La Reina Letizia ha vuelto hacerlo: nuevo vestido largo, blanco y con el típico diseño que se hizo famoso en las Baleares allá por las décadas de los 60 y 70 del siglo pasado. Un estilo muy definido que sigue en vigor renovándose con nuevas firmas. A la vista está. Este es de Charo Ruiz, todo un clásico en estas lides, creando en Ibiza desde 1989, a la que hubiera sido un pecado no recurrir. El coqueto escote con volantes y las tiras de guipur y encaje bordado intercaladas son marca de la casa, bien conocida por famosas ‘influencers’. Su precio: 594 euros. Letizia lo ha paseado fenomenalmente, y en algún instante hasta nos ha dejado una sugerente imagen al trasluz bajo el fino tejido de algodón. La silueta de sus piernas nos ha recordado a aquellas famosas fotos de una jovencísima Diana de Gales cuando apenas era novia del príncipe Carlos, con sus piernas ‘descubiertas’ a contraluz bajo su falda…

La Reina ya había abordado este estilo en sus anteriores salidas. A saber: con el vestido camisero con calados de Vintage Ibiza y el vestido de tirantes también con bordados calados de Uterqüe, los dos largos al tobillo y blancos, por supuesto. Este es el color que mejor define un look de verano en las islas. En ese sentido, la Reina no se ha desviado del camino y además ha acertado con sus elecciones. El «efecto Letizia» resurgió con ambos modelos, que lograron agotarse en apenas horas en las diferentes marcas. ¿Lo conseguirá esta nueva adquisición?

Por otro lado, no le han faltado sus habituales alpargatas de cuña, el calzado perfecto para combinar un buen diseño en estas fechas de calor, donde prima la comodidad y una cierta relajación. Hoy tocaban sus nuevas favoritas de Macarena. Y aunque esta vez no ha hecho el guiño local con sus bolsas de tela ‘de lenguas’, en rojo y azul, típicas de Mallorca, que ha llevado estas vacaciones en rojo y azul, sí ha cogido su bonito capazo de Whittelily, que es lo que pedía este estilismo. Por lo demás, también vemos su sempiterna (y fresquita) coleta alta y el abanico como complemento españolísimo y fundamental para aliviarse un poco de estos calores…

Así pues, Letizia nos deja, de momento, con muy buena nota en estas vacaciones. Se ha dejado ver mucho menos, pero más vale poco y bueno… Hablamos de moda, por supuesto. Si nos remontamos un poco más atrás también tenemos que mencionar la buena nota que sacó durante su gira por toda España, aunando estrenos y prendas de fondo de armario sin salirse del presupuesto. Una delicadeza que se le reconoce y no ha pasado inadvertida.

Mañana los Reyes y sus hijas dejarán Mallorca y regresarán directamente a Madrid, según ha informado Casa Real. Por ahora desconocemos si la Familia Real se quedará en el palacio de La Zarzuela o realizará alguna salida por la capital, aunque sea de forma privada durante los días que quedan hasta la ‘vuelta al cole’ de septiembre. No parece probable que continúen sus vacaciones en ningún otro destino, al menos internacional, aunque quizás sí protagonizarán alguna escapada, por aquello de animar al turismo nacional. ¿Quiénes mejor que ellos? En cuanto al estilismo de Doña Letizia, pasemos a analizarlo punto por punto…