La Reina Letizia reaparece en un especial acto en homenaje a los sanitarios fallecidos durante la pandemia. Se pedía sobriedad y lo ha cumplido.


La Reina Letizia llega al viernes tras una semana marcada por su viaje humanitario a Honduras. Una vez recuperada del ‘jet lag’, hoy ha retomado sus compromisos junto al Rey Felipe en un acto muy especial: la inauguración del monumento en memoria de los sanitarios fallecidos en el ejercicio de su profesión durante la pandemia, situado en la Plaza de los Sagrados Corazones de Madrid. La habíamos dejado con look de cooperante de lleno: chaleco rojo, pantalones, botas… Y hoy ha recuperado su faceta urbana, pero en un tono absolutamente sobrio.

Letizia ha elegido un conjunto de aire ejecutivo con unos pantalones de raya diplomática. Si bien lo que marca la gran diferencia es que se ha puesto unos zapatos bajos, el modelo Oxford con cordones y material calado, que estrenó cuando visitó el Pueblo Ejemplar de Mual en 2018. El evento pedía discreción y ella ha llevado la máxima a rajatabla. Ni unos tacones ni nada, como sí lucían las políticas presentes, como la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y la vicealcaldesa Begoña Villacís. Por debajo se atisbaba una blusa blanca, que por lo que se ve podría ser una de cuello drapeado de Hugo Boss.

Por encima, y casi como gran protagonista del look, ha optado por un abrigo anudado (porque hace frío y amenazaba lluvia en la capital), con cuello de piel como elemento destacado. Esta pieza se puede quitar, y de hecho siempre lo había llevado sin ella. Es de Hugo Boss. Desde luego que necesitaba ese cuello de piel, porque si no muy descubierta iba esa garganta para estas temperaturas…

Robert Smith.

El estilismo era azul marino, negro y blanco, es decir, una combinación de colores que no es exactamente un luto, pero casi. Los Reyes han guardado un minuto de silencio ante el monumento (letras blancas coronadas por un gran corazón rojo) en reconocimiento a la labor de tantos profesionales en la primera línea contra la Covid-19. Durante el acto, Luz Casal ha interpretado la canción «Entre mis recuerdos» acompañada del piano, tras lo cual los Reyes se han acercado hasta la artista para intercambiar unas palabras.

Robert Smith.

Acto seguido, los Reyes han continuado con su agenda conjunta visitando el proyecto de Cáritas de Asistencia a Domicilio a Mayores Solos. No ha habido cambio de vestuario, claro, y el recibimiento ha sido de lo más caluroso pese al día gris, con un montón de niños agitando sus banderitas de España. Los Reyes se han parado con ellos y han recibido con todo el cariño las bonitas tarjetas y mensajes con los que les han obsequiado. Después han charlado con varias personas mayores y han visto cómo viven y se organiza el sistema de ayuda en un momento muy entrañable.

El balance de esta semana para el estilo de Letizia es correcto, cómodo, serio. No diremos que nos gusta exactamente este estilismo. Sin faltar al protocolo podía haberse decantado por algo un poquito más elevado, pero bueno, lo que importa en este caso es la intención y el fondo de la semana más solidaria de la Reina. Y pasamos página.