Con un sencillo Little Black Dress, de Boss,  un básico perfecto para un acto que requiere dress code de cóctel, acudió a la cena homenaje a Enrique V. Iglesias, primer Secretario General Iberoamericano, celebrada en la Casa de America. Letizia volvió a recurrir al vestido tipo lápiz, con escote de pico asimétrico y pequeños frunces en la parte delantera, que enmarcaba su figura y estrenaba en esta ocasión. Los complementos también fueron muy clásicos, una cartera de mano negra, de Burberry,  y los siempre elegantes salones negros de charol, de Magrit.

Cena Madrid

Cena Madrid

Este tipo de vestido son los que más le favorecen, porque definen perfectamente su figura y, al contrario que otros modelos, no acentúan su delgadez. Los ha lucido muchas veces a lo largo de estos años. Aquí la vemos con uno azul, de Hugo Boss, y el gris y el rosa, de Felipe Varela.

Letizia

En esta ocasión apostó por joyas poderosas y lució el espectacular brazalete de Cartier de estilo art decó en oro blanco y diamantes y unos aros de diamantes, que iluminaban el look en negro total.

Cena Madrid
Cena Madrid

Los pendientes también se los hemos visto mucho y los ha llevado tanto con moños, como con melena larga o cuando se dejó media melena.

Letizia

Para el peinado, apostó por recoger su melena en un falso bob y cambió un poco el maquillaje, subiendo el tono de los labios, con un gloss coral y en los ojos utilizó sombras metalizadas y un toque de iluminador y sus siempre pestañas con varias capas de máscara.

Cena Madrid

¿Os ha gustado como a mí? ¿No os parece que muchas veces la sobriedad es un acierto?, ¿Y que pensáis del peinado?