Tras las críticas recibidas por la etiqueta marcada en las invitaciones, la Reina Letizia sale del paso con top ajustado, falda plisada y botas mosqueteras.


Ahora sí que sí. Letizia, ¡in person! Después de la aparición en modo virtual de esta mañana para inaugurar la jornada del Día Internacional de Internet Segura, la Reina se ha hecho carne en el Palacio Cibeles de Madrid para acudir junto al Rey Felipe a la entrega de los Premios APM de Periodismo en las ediciones de 2019 y 2020, que concede la Asociación de la Prensa de Madrid.

Casa de S.M. el Rey.

Una cita periodística de esas que tanto le gustan y con la que se le brindaba la oportunidad de recrearse un poquito más en la moda. Aunque aquí ha habido cierta polémica, pues el código de vestimenta que marcaba la invitación para el evento indicaba «traje oscuro» para los caballeros y «vestido corto» para las señoras. Ante las críticas por «machista» y «anticuado», no se sabe lo que las asistentes han hecho (la ropa como forma de reivindicación y protesta, ¡olé!). ¿Y la Reina?

Sabiendo lo que ya sabíamos de la etiqueta, el estilismo de la Reina Letizia cobra un doble significado muy interesante. ¿Debería haber optado por los pantalones? Lo cierto es que para estas citas suele ir con vestido o falda, pero otras también ha elegido pantalones (se me ocurre su mono negro de Felipe Varela para unos premios de ABC). En esta ocasión ha tirado por la calle de en medio: ni pantalones, ni falda larga ni corta. ¡Midi!

Se cumple el 125 aniversario de la organización, un motivo extra de peso por el que los Reyes tenían que estar. Por otro lado, como dato más que curioso tenemos que recordar que hace 20 años la propia Letizia Ortiz ganaba este premio en la categoría de Mejor Periodista Joven. Así lo ha recordado su presidente, Juan Caño. Esta edición se ha galardonado a los profesionales que han estado cubriendo la información durante la pandemia (siete hombres y tres mujeres). Entre ellos se cuentan Carlos Alsina (Onda Cero) y Juan Carlos Franganillo (RTVE), en la foto de arriba.

Robert Smith.

El caso… Ha llegado cubierta por su abrigo de pelito rosa de Carolina Herrera, en sutil ‘match’ con lo que llevaba por debajo: una falda plisada en negro y rosa de la firma británica Reiss (estrenada en marzo de 2020 y vuelta a poner el pasado noviembre), combinada de una de sus maneras preferidas, con un top negro ajustado de punto y cuello a la caja (de Hugo Boss). Y con las botas mosqueteras de ante negras de Magrit. La cartera de filo dorado de Carolina Herrera ponía la última nota a un look todo repetido. No ha innovado nada, pero hay que reconocer que estaba guapa, favorecida, juvenil… Y sobre todo pisando fuerte. Ese puede ser su mensaje.

Robert Smith.

Además de muy campante, como de buen humor. Se nota que le gusta ver a sus ‘colegas’. Los Reyes han entregado los galardones sobre el escenario en una gala que presentaba Ana García Lozano y que ha resultado muy especial para ellos. El Rey ha concluido el acto con unas palabras, en las que ha dicho que «siempre me ha interesado la labor que hacéis los y las periodistas (…). Por eso estamos aquí. Del periodismo la Reina lleva ventaja… y oficio«, ha elogiado con orgullo. ¡Desde luego que sí!