La Reina Letizia recupera un vestido estampado de hojas y flores, pero nada primaveral, que consigue rejuvenecer con dos simples detalles.


Último día antes del ‘finde’ para la Reina Letizia, quien hoy se ha quedado en el palacio de La Zarzuela para presidir dos audiencias. Es el tipo de compromiso en el que suele optar por un estilismo «medio», ni mucho ni poco. Al no salir de casa el modelo es más relajado, no le vemos abrigo ni carteras de mano; aunque hablemos de un acto oficial, la cosa parece más informal. Así que de esta manera, en clave sencilla, nos la hemos encontrado de viernes.

Dejamos a Letizia con un abrigo-capa negro de Carolina Herrera y un resfriado. Esta mañana, con mejor cara y pinta de haberse recuperado un poco, Letizia nos ha ofrecido un conjunto más animado en líneas generales. Y repe. Un vestido midi asimétrico con estampado otoñal que le vimos el pasado noviembre para inaugurar el Rastrillo de Nuevo Futuro. Cita a la que, por cierto, acudió acompañada por la Reina Sofía. La Reina apenas ha introducido cambios, aunque sí consiguen transformarlo sutilmente. Abajo os lo contamos todo.

En cuanto al trabajo: la primera audiencia ha sido con la asociación «VISUAL TEAF», formada por familias de afectados por el Trastorno del Espectro Alcohólico Fetal (TEAF); y la segunda con la Federación de Asociaciones de Celíacos de España (FACE).