Letizia: todos los secretos de su look “pavo real”

Ya lo habéis leído. Me gusta. Me encanta. Me rechifla. ¿Lo habéis visto? ¿No es acaso este último modelito de Letizia bonito, moderno, elegante y chic? Podría acabar aquí mismo el post, porque parece que ya lo he dicho todo, pero nooo… Pasen y lean…

Los Reyes, a su entrada en el hall del Auditorio de Oviedo.

Hemos llegado esta tarde a Oviedo, lo mismo que los Reyes Felipe y Letizia, preparados para vivir a fondo esta nueva edición de los Premios Princesa de Asturias. Como siempre desde hace unos años, el día previo a la gala de entrega tiene lugar un tradicional concierto de música clásica en el Auditorio Príncipe Felipe. Un evento “sencillo”, que se suele saldar con la entrada de los Reyes en el edificio, breve posado ante los medios, posterior subida a la sala de conciertos, Himno Nacional y comienzo del recital… Esta noche tocaba Iván el Terrible, de Prokófiev.

Pero de terrible nada. Letizia ha compuesto una sinfonía completa en azul pavo real (siempre me ha encantado esta descripción) que nos ha dejado ojipláticos a todos en el hall. ¡Y el vestido se lo ha hecho Felipe Varela!: sin mangas, de seda, largo al tobillo (más que midi), cuerpo ajustado y corte por debajo de la cadera para abrirse en una vaporosa falda plisada con mucho vuelo.

A los pies, unos salones básicos de ante también en azul, de Nina Ricci, que resultaban bien y no desviaban la atención.

Cuando caminaba el efecto era fantástico. La falda se abría dejando ver el peso y la caída del tejido, conseguido con varias capas que hacían como un rizo en el bajo. Vamos, como para lucirlo cual Ginger Rogers bailando en brazos de Fred Astaire. Si el año pasado Varela le hizo un desastroso modelo Gilda, este lo ha clavado. Letizia no le descuida: siempre ha confiado en el modisto también en esta cita musical, y no solo para la gala de los Premios. Casi siempre de negro, y casualmente las excepciones remiten al color azul, variando del petróleo al pavo real y azul más oscuro.

Una vez apartados los ojos del vestido, continuamos con los joyones: pendientes de topacios azules de Yanes, que hacía tiempo que descansaban en su joyero (y ya se puso en la edición de 2008 de este concierto); y los brazaletes gemelos de Cartier, juntitos en la muñeca izquierda.

Las pulseras de Cartier, en su mano; y su cartera joya negra de Tod’s reposando frente a su asiento una vez dentro de la sala.

Como detalle final, ved ese anillo que asoma en su mano, sí, ¡el mismo que estrenó hace poco en Teruel! Ay, cruel destino, ¿pero de dónde sale? En cualquier caso, veo tres puntos de brillo muy equilibrados para ensalzar el estilismo.

Mirad la botonadura joya en la espalda…

Y termino con lo que hoy me ha parecido completamente de diez, el peinado y sobre todo el maquillaje. Coleta media ondulada con raya al lado, que le queda francamente bien…

...Y un rostro maquillado en tonos cobres y marrones que es pura tendencia. De cerca se puede apreciar bien el fantástico trabajo en los ojos, con pestañas postizas, delineador negro muy marcado por arriba y por abajo rasgando bien el ojo, y esas sombras perfectamente aplicadas. En fin, de lo que más me ha gustado del look.

Por lo demás, no hay frío ni hay dolor. Es cierto que se ha puesto a llover en Oviedo poco antes de que llegaran los Reyes, pero no ha sido demasiado incómodo. La Reina lucía hoy brazos súper torneados y un envidiable bronceado. Bravo por esas cremas que nos dan colorcito y un velo brillante, aunque hayamos dejado atrás el verano. Hoy Letizia estaba radiante.

Bueno, ¿qué os parece a vosotros el estreno de Letizia en estos Premios Princesa de Asturias? Yo creo que empezamos muy muy bien, ¿no?

Aplausos para este estilismo. De lo mejorcito del año (FOTOS: Rafael López y Gtres).

 

Más contenido .....