Letizia recupera el polémico Varela acusado de plagio

Pues nada, como habíamos previsto: al final ha sido otro Felipe Varela para la entrega del Premio Cervantes. Letizia no nos ha defraudado, ni a su propio diseñador de cabecera, cuyas prendas siempre viste en este importantísimo acto de las Letras españolas y en todas las grandes ceremonias del año. Por ahí, bien, si hablamos en términos de fidelidad. El modisto, que ya será incluso un amigo dada su larga y fructífera relación, le tiene perfectamente tomadas las medidas a la Reina.

Letizia

Si hablamos de moda, también bien. Ya sabéis que este abrigo-vestido en tweed no es nuevo, lo estrenó para la pasada Fiesta Nacional (o sea que es más o menos reciente), y cosechó buenas críticas poniendo el valor en su elaborada confección y sus bordados a mano en cristal y georgette negro…. Eso fue al principio. Luego se armó un poco la marimorena, un lío vaya. ¿El porqué?

Letizia

El modelo se parecía sospechosamente a un vestido de Oscar de la Renta de 2011. Líneas, estampado… Surgieron las preguntas: ¿inspiración o plagio? 

Letizia

Es un tema del que ya se habló bastante, por lo que no abundaré más en ello. El caso es que, después de todo lo que le cayó entonces, Letizia ha decidido volver a ponérselo hoy en el solemne acto de entrega celebrado en Alcalá de Henares. Aunque la mañana ha amanecido lloviendo en la capital, lo cierto es que luego ha salido el sol. Ya lo véis en las fotos. Lo digo porque quizás es un traje muy abrigado para esta primavera ya pimpante. Gracias al blanco de fondo, tampoco desentonaba demasiado.

Letizia

Las diferencias son muy pocas respecto a la primera vez: los mismos zapatos nude de Magrit, y los mismos pendientes de perlas australianas, que son una de las piezas más queridas de su joyero…

Letizia

Y la misma cartera: un modelo grande tipo sobre de Magrit, que creo haberle visto solo una vez antes. Quizás un poco aparatosa.

Letizia

En definitiva, que lo único diferente ha sido el peinado. Se ha soltado el moño para llevar uno de esos semirecogidos a los que tan aficionada es últimamente, con los mechones laterales entrelazados y el resto de la melena con grandes bucles. Mejor para el exterior, y aunque sigue tratándose de una ceremonia con enjundia, no está mal descargarla un poco.

Letizia
Detalle del intrincadísimo(¡¡¡!!!) peinado de ondas.

Por último, otro punto a destacar es el reciclaje de los Varelas en el Premio Cervantes. El año pasado también se puso el traje azul que había lucido en la Fiesta Nacional previa. Una conexión que no sé si tiene algún significado… ¿Es una nueva costumbre? ¿Simple casualidad?

Letizia
Los Reyes, con el premiado de esta edición, el escritor Eduardo Mendoza.

Y no dejamos de hacernos preguntas: ¿qué tal veis este traje a la luz de sol? ¿Fuera de palacio os convence más o menos? Polémicas aparte, chicas y chicos, ¡Viva Cervantes!

Letizia
Una simpática toma de los Reyes de camino al paraninfo de la Universidad de Alcalá. Nosotros volveremos por aquí muy pronto…