La princesa de Asturias asistió, el pasado viernes 18 de octubre, en solitario al I Encuentro Iberoamericano y a la inauguración del IV Congreso Nacional de Enfermedades Raras, en Murcia. Gracias al día soleado, pudimos verla sin abrigo y apreciar el conjunto de falda y cardigán en suaves tonos maquillaje que escogió.

actual

Para la ocasión, Letizia, que ya es una experta a la hora de combinar ropa de diseño con prendas low cost, eligió una falda lápiz, prenda que últimamente luce con frecuencia y que le favorece ya que tiene una estilizada silueta, una rebeca de Mango, de la temporada pasada y que costaba 39,99 €, de lino con encaje que dejaba entrever un ajustado top debajo, tal y como proponía en su catalógo la firma.

chaqueta-mango

Esta rebeca de Mango ya se la vimos el 30 de marzo de 2012, en la Zarzuela, día en que la princesa asistió a tres audiencias. En esa ocasión, Letizia también la combinó con una falda tubo muy similar a la de ahora, pero, en cambio, optó por una blusa de seda de manga larga, sobre la que lucía la chaqueta de punto. Y llevaba también un cinturón ancho.

marzo 2012

Posteriormente, tan solo tres meses después, en junio de 2012, durante una reunión del Patronato de la Residencia de Estudiantes, en Madrid, a la que Letizia acudió acompañada del príncipe, ella volvió a ponerse la rebeca aunque, esta vez, conjuntada con un pantalón ancho y un top de punto.

pantalon

Durante el Encuentro Iberoamericano, del pasado viernes, Letizia, de nuevo, prescindió de joyas y tan solo llevaba unos pendientes de oro blanco de 18 kilates y diamantes, con forma de mariposa, de la marca Elena C y que valen 595 €.

pendientes

Además la princesa completó su look con una cartera de mano de Uterqüe y unos zapatos de ante de Magrit, que se los puso recientemente, para la celebración del Día de la Policía, que tuvo lugar el pasado 1 de octubre, en Alcalá de Henares.

Día de la Policía

Yo creo que la apuesta de la princesa es elegante y femenina, pero también a la par sencilla. Y el hecho de elegir marcas low cost, al alcance de todos, es una actitud muy buena en esta época de crisis que atravesamos en España… ¿No os parece?