Los Príncipes de Asturias han sido de los primeros invitados en llegar a la Iglesia donde se celebraba la boda del Gran Duque heredero de Luxemburgo con la Condesa Stéphanie de Lannoy. Doña Letizia, que estaba muy guapa, ha lucido un conjunto de Felipe Varela formado por un abrigo de guipur con flores 3D bordado con perlas barrocas y cristal en tono nude y un vestido de crepé de seda en color ciruela.  También llevaba un espectacular sombrero de Pablo y Mayaya confeccionada  en parasisol con adornos en organza de seda, flor en plumas y detalles de guipur teñidos al tono. Los zapatos eran unos salones de ante en color maquillaje con plataforma interior y tacón de 10 cm, abiertos en forma de V en la cara interior (aunque no se aprecia en las fotografías) y clutch y guantes a conjunto, todo de Magrit.

Aquí os dejo una imagen de los novios. Stéphanie llevaba un vestido precioso de Elie Saab de encaje en blanco marfil, con cuatro metros y medio de cola y un favorecedor escote en la espalda, semi oculto por el velo, de tul y encaje, de cinco metros.

¿Qué os parece este look de Letizia? ¡A mí me encanta!

¿Y el vestido de la novia?